Anuncios
No te lo puedes perder

Tenerife

Tenerife toca el cielo con su Teide

Tenerife desde el espacioTenerife es la mayor de las Islas Canarias, ocupa una posición central en el Archipiélago. Su imagen más icónica se recorta con el Pico Teide coronando sus cielos. El Teide es un enorme estratovolcán, pero lo que salta a la vista es sólo la última de las erupciones ocurridas en el mismo lugar a lo largo de decenas de miles de años. El Parque Nacional del Teide, el más visitado de toda España, representa una oportunidad única para descubrir lo mejor de la actividad creativa de la naturaleza.

Tenerife es, en realidad, una suma de islas dispersas afloradas a través de la corteza terrestre, que, sucesivas erupciones, incluidas las del Teide, acabaron por unir en un único territorio. Cada una de estas viejas porciones hoy son espacios naturales de Tenerife con un alto valor patrimonial, en especial, el Macizo de Teno, al noroeste, y el Macizo de Anaga, al noreste, una zona, este última, con mayor biodiversidad vegetal que todo el continente europeo.

Garachico

Garachico.

Las erupciones del Teide fueron también decisivas para construir el increíble Valle de la Orotava, el mismo que maravillara al naturalista Alexander von Humboldt en en siglo XVIII. La continuada actividad volcánica en las alturas del Teide deslizó ingentes cantidades de terreno que cayeron al mar, formando el paisaje abierto con forma de media luna que hoy se puede ver.

En ese espacio, floreció lo mejor de la agricultura de Tenerife. Primero, la vid que dio, y sigue dando, vinos afamados para la exportación, y luego el plátano que aún ocupa una gran extensión del Valle de la Orotava con sus típicos bancales escalonados. Pero esa agricultura no habría florecido sin la calidad mineral de los suelos volcánicos, ricos en nutrientes.

Dulce alisio

Anaga

Macizo de Anaga.

Pero tampoco sin la ayuda del alisio, un viento dominante en el norte de Tenerife y en todas las Islas Canarias, que bendice cada día con su humedad y con lluvias ocasionales durante buena parte del año. Por esa razón, el norte de Tenerife es verde, por contraposición de las vertientes que no están orientadas al alisio.

Por esa razón, toda la franja este y sureste insular es más seca, y, en algunos lugares, como en el extremo sur, las zonas costeras tienen un carácter estepario. Se trata de zonas con más horas de sol que la industria turística ha aprovechado para desarrollar urbanizaciones donde se concentra la mayor parte de la planta alojativa insular, como es el caso de la Playa de las Américas.

La Laguna

San Cristóbal de La Laguna.

Santa Cruz de Tenerife es la capital insular, pero San Cristóbal de La Laguna es la capital histórica, de la isla y, en otros tiempos, también de toda Canarias. La ciudad es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y es toda una experiencia perderse en sus calles, entre sus viejos edificios o conocerla en las celebraciones de su Semana Santa lagunera.

El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, los vestigios de su pasado aborigen, las rutas de senderismo en Tenerife o recorrer la isla de bochinche en bochinche, en pequeños restaurantes locales donde sirven comidas de la tierra con un estilo tradicional o familiar son oportunidades más vivas de conocer historia y tradiciones de Tenerife.

Tenerife sólo para tus sentidos.

Drago de Icod de los Vinos

Drago de Icod de los Vinos.

Lo que no te puedes perder en Tenerife

Roque Cinchado

Anuncios

1 Trackback / Pingback

  1. Roque de Bonanza, genio y figura del Hierro – Canary Islands destination
A %d blogueros les gusta esto: