Anuncios
No te lo puedes perder

Pinos canarios cargados de historia y una canarian pine experience

El pino canario es una variedad vegetal que crece en la actualidad en las cumbres de las islas canarias de mayor relieve. Alrededor de los pinos canarios se mantuvo durante siglos una cultura rural que los aprovechó como recursos para infinidad de usos. Te cuento algo de su historia , pero cierro el artículo con una opción para vivir lo que yo llamo una canarian pine experience.

Fueron los primeros navegantes que llegaron a las islas los que cayeron en la cuenta del gran potencial económico de estos árboles. Aunque primero prestaron más atención sólo a los piñones como alimento. La riqueza de la madera de los pinos canarios llegaría por otros caminos mucho más tarde.

La información más antigua conocida del pino canario hay que encontrarla en los escritos del naturalista romano Plinio El Viejo (el mismo que hizo el relato de la erupción de Pompeya), quién en el siglo I de nuestra era se hace eco de las vicisitudes de una expedición norteafricana a las Islas Canarias.

Se trata de la de el rey Juba II que recaló en las entonces llamadas Islas Afortunadas. Plinio cuenta la gran abundancia de piñones de pino canario en una de las islas (“nuce pinea abundare”), la que él llama Canaria y que parece corresponderse a Gran Canaria.

Hablar de piñones y no referirse a los pinos y a su madera tiene sentido en la medida en la que el escritor pensaba en la importancia crucial que podía tener abastecer de comida a futuras expediciones.

Algo muy importante en los tiempos en los que los viajes por mar se hacían a bordo de frágiles y pequeñas embarcaciones de madera en las que el espacio disponible para carga y alimentos era muy limitado. Así, encontrar agua y alimentos en abundancia y variedad en el destino era vital.

La madera no debía ser una mercancía ideal para transportar por el Atlántico en su tamaño, en troncos listos para construir barcos, a diferencia de lo que ocurría en el más calmado Mediterráneo, por ejemplo con el comercio de madera de cedro del Líbano.

Madera de pino canario

Tras la caída del Imperio Romano, allá por el siglo V, las Islas Canarias y sus potenciales riquezas dejaron de ser una prioridad. Europa se contrajo sobre sí misma y hubo que esperar mil años para que las Islas Canarias volvieran a estar en las hojas de ruta de la civilización occidental.

Así, en el siglo XV vuelven a aparecer noticias sobre Canarias y de la riqueza de sus árboles de monte. En la crónica de la conquista normanda de Canarias del Le Canarien de principios del siglo XV se vuelve a hablar de pinos, de bosques de pinos canarios, de árboles “tan gruesos y altos que maravilla”.

Para ese entonces, con las necesidades de la industria de construcción naval, en medio de un desarrollo comercial marítimo, la madera de los pinos empezó a ser vista como mercancía de alto valor, tanto como para justificar la conquista o en su caso el comercio directo con los naturales aborígenes de las islas.

Antes de que Tenerife fuera conquistada, en 1464, el señor de Fuerteventura y Lanzarote (islas ya dominadas) estableció un pacto con los menceyes guanches de la isla para sacar madera y pez (brea para calafatear e impermeabilizar los cascos de los barcos de madera) de los pinares que se extendían al sur de lo que hoy es el centro urbano de Santa Cruz de Tenerife.

Los especialistas han encontrado en algunas viejas construcciones de Fuerteventura y Lanzarote tablones de madera correspondientes a esas sacas tinerfeñas de pino canario.

Si quieres saber más sobre el pino canario, clica en este enlace a otros artículos míos, en especial a uno en el se destaca el extraordinario valor natural del pino canario.

Canarian pine experience

Dándole vueltas a lo de siempre, a la idea de llevar tradiciones y historia a la experiencia de alojarse en lugares con encanto en Canarias, he buscado entre alojamientos rurales de Tenerife integrados en zonas de pinares canarios para conseguir un efecto natural, algo así como vivir y dormir en un pinar canario.

Trasteando en los alojamientos rurales de Canarias de la red Booking, he encontrado una casa rural de Tenerife cerca de pinares canarios que creo que es perfecta.

Es la casa rural del Caserío de los Partidos, cerca del volcán del Chinyero y a la vista del Pico Teide, como puedes ver en la imagen. Un bead & breakfast rural en Tenerife a 300 metros de los pinos canarios.

 

Justo debajo tienes una caja de mensajes para añadir tus comentarios. Yo estoy al otro lado.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: