Anuncios
No te lo puedes perder

Artesanía canaria

Herencias de futuro de la artesanía canaria

Trajes típicos canarios

Trajes típicos de Tenerife.

La artesanía canaria es heredera de la pobreza material histórica de las Islas, pero también de la rusticidad y de la simplicidad de la vida de los campesinos isleños. Se trata de trabajos sencillos que por esa misma naturaleza suelen representar acabados y funciones muy originales y atractivas.

En la artesanía canaria tradicional, destaca la cerámica, los bordados, la cestería, los trabajos en madera o caña, la forja, la latonería o los de piedra volcánica que toman prestadas elaboraciones primitivas, y, cuando no, soluciones directas de los trabajos de los pobladores prehispánicos de las Islas.

Con barro, los aborígenes confeccionaron todos sus útiles domésticos toscos y lisos y muchos de sus elementos decorativos. De esa tradición antigua, son las vasijas de almagre de Gran Canaria o las negras de La Palma, pero también muchos diseños de joyería actualizados que son referencias clave de la nueva artesanía canaria.

Calados

Timple canario

Timple y timplista.

La artesanía de los calados nace, o más bien, se populariza, cuando se imitan los trabajos de hilo que, a finales del siglo XIX, las mujeres de Madeira comercializan para las damas británicas. En Canarias, las familias vieron la oportunidad de generar ingresos extras con las mismas labores femeninas.

Calados que comercializaron marchantes en todas las Islas y que terminaron por crear diseños genuinos, como los de ‘rehilo y flor’, ‘redondillo y flor’, ‘hebras’, ‘redondillo majorero’, ‘galletas’, ‘madregales’ o ‘finos’. Són trabajos de bordado tradicional que se pueden ver en Ingenio, en Gran Canaria, en La Orotava, en Tenerife, en Hermigua, en La Gomera o en Breña Alta, en La Palma, creados originalmente para decorar mantelerías, ropa femenina, visillos y ropa de cama.

De madera, un material común y cercano en el medio rural, se hicieron, y se hacen con la misma maestría, platos, cucharas y muebles que en otro tiempo amueblaron las casas canarias, pero igualmente los instrumentos musicales que dieron notas de alegría a los encuentros en los que festejar.

Otros materiales menos nobles como la paja, junco o el mimbre permitieron crear utensilios básicos para guardar, para el acarreo, para llevar a mano o para la carga de las bestias como sucede con los cerones. Aunque nunca faltó imaginación para convertir esos sencillos materiales en objetos tan prácticos como abanadores, balayos o mecedoras.

En los últimos años, la artesanía canaria ha cruzado decididamente el umbral de la modernidad guiándose, ya no por las necesidades funcionalidades de otros tiempos y las fórmulas creativas pasadas, sino por estilos, tendencias y diseños. Pensados para llegar a un público mucho más amplio y con la guía de criterios comerciales.

Cerámica tradicional canaria

Cerámica tradicional.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: