Anuncios
No te lo puedes perder

Casa rural con vistas al cultivo de la cochinilla en Lanzarote (para empezar)

Te propongo descubrir uno de los cultivos más originales de Canarias, el de la cochinilla, que fue parte del desarrollo económica isleño en el siglo XIX y que aún es tradición en la isla de Lanzarote. Pero te propongo algo más. Al final del artículo encontrarás la recomendación de una casa rural con vistas al cultivo de la cochinilla en Lanzarote. Abrirás las ventanas de la casa y tocarás una tradición canaria en su medio natural.

Color de grana de la cochinilla.
Color de grana de la cochinilla.

La cochinilla es un insecto parásito que vive como huésped en los nopales, conocidos en Canarias como tuneras y, en otros lugares, como higueras o chumberas. De la cochinilla, se obtiene un tinte natural de color rojo carmín que se utiliza como colorante natural en la industria alimentaria y en la cosmética. Para dar color a yogures, refrescos o pinturas de labios. En Canarias, las cochinillas se cultivaron desde principios del siglo XIX hasta la aparición de las anilinas artificiales en la década de 1870.

A pesar de que el cultivo de cochinillas en tuneras es una tarea compleja que está sometida a los avatares de la agricultura, la cochinilla aún se recolecta en dos localidades del norte de Lanzarote, en Mala y Guatiza, donde se mantiene viva la cultura de la cochinilla. Puedes ver más información sobre el cultivo de la cochinilla en Mala en este enlace.

Cochinillas sobre una hoja de nopal.
Cochinillas.

¿Cómo llegó la cochinilla a Canarias?

Todo empezó con una petición de plantas con cochinilla a América. En el año 1820 llegaron a Cádiz con dirección a su sociedad económica ocho nopales o higueras tunas de América que venían cargadas de cochinilla.

La Sociedad Económica de Amigos del País de Cádiz consiguió en el mismo año una generación numerosa y, en consecuencia, las Cortes mandaron por decreto de 29 de junio de 1822 que se excitase el celo de las sociedades económicas de las otras provincias, que por su temperatura permitiesen el cultivo de este insecto.

Ninguna parecía más a propósito que Canarias, y bien lo comprendió así el canónigo José Quintero Estévez, a quién se le debe en gran parte la rápida y amplia extensión que tomaron en las Islas Canarias las plantaciones de cochinilla.

Cultivos de cochinilla en Mala, Lanzarote.
Cultivo de cochinilla en Lanzarote.

Laboriosidad

Este laborioso eclesiástico, verdadero amigo del país, hizo traer de Cádiz algunos insectos, y, a fin de propagarlos, practicó diferentes ensayos, todos con el mejor de los éxitos, llegándose a persuadir que algún día constituiría, el cultivo de la grana, la principal riqueza de Canarias.

En el año 1825, los propietarios Juan Mengliorini y Santiago de la Cruz, que habían hecho ensayos en diferentes puntos de la isla de Tenerife, también con muy buenos resultados, publicaron una memoria sobre el nopal y cría de la cochinilla de América para el uso de los labradores canarios; cuyas instrucciones fueron muy útiles para el reducido cultivo de los primeros años de su propagación.

A partir de ahí, el cultivo de la cochinilla se propagó por todas las Islas Canarias, iniciándose en la segunda mitad del siglo XX un proceso de desaparición que ha quedado reducido prácticamente a las producciones locales de Mala y Guatiza en Lanzarote.

Te recomiendo encarecidamente visitar el Centro de Interpretación de la Cochinilla que está situado en la calle Villa Nueva de Mala (número 42). Puedes ver su localización exacta en el mapa que está al final de esta entrada. En el Centro de Interpretación de la Cochinilla de Mala, podrás descubrir la historia de este cultivo y su importancia patrimonial y cultural en Lanzarote y en Canarias.

Casa rural con vistas al cultivo de la cochinilla en Lanzarote

Lo dicho, para disfrutar de una estancia tranquila en Lanzarote, y para vivir una parte de la historia de las Islas Canarias a pie de obra, aquí tienes el enlace a un alojamiento singular canario, una casa rural con vistas al cultivo de la cochinilla en Lanzarote. Una vivienda aislada, de estilo canario, muy bien rehabilitada, confortable y rodeada de tuneras.

Para que tu experiencia en una casa rural con vistas al cultivo de la cochinilla en Lanzarote sea aún más grata, en la zona, puedes ver también:

  • Ermita de Nuestra Señora de las Mercedes de Mala. A 1 kilómetro. Construida en 1809 y con piezas de imaginería de valor. Festividad: 24 de septiembre.
  • Jardín de Cactus de Guatiza. A 1,7 kilómetros. Una impresionante colección-jardín de plantas crasas al aire libre.

Feliz Lanzarote.

Localización del Centro de Interpretación de la Cochinilla en Mala. 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: