Anuncios
No te lo puedes perder

Vuelos baratos a Canarias: misión imposible (en 1930)

Primer vuelo de CLASSA en 1930 en Los Rodeos, Tenerife. Primer vuelo de CLASSA en 1930 en Los Rodeos, Tenerife.

Canarias recibe cada año casi 20 millones de turistas (por algo será) y la inmensa mayoría de esos visitantes llega a las Islas por vía aérea. Hace casi 90 años, los viajeros que arribaban en avión en cambio podían contarse con los dedos de una mano. Te cuento la historia del origen, del origen, del origen del transporte aéreo turístico y comercial en Canarias. Ya verás, nada que ver con los vuelos baratos a Canarias.

El primer vuelo de un avión en Canarias tuvo lugar en 1913 y fue una exhibición más propia de un circo que otra cosa. Fue en los arenales de la Playa de Las Canteras y subir a bordo para dar una vuelta acompañando por el piloto costaba 500 pesetas de aquellos años (3 euros, 3,40 dólares), pero unos 800 euros al cambio actual. Una barbaridad. Ya te digo.

El piloto -Leoncio Garnier- intentó infructuosamente que alguno de los curiosos que se congregaron en los arenales alrededor del frágil aparato subieran, pero, ni siquiera invitando gratuitamente al alcalde de la ciudad de Arucas, consiguió un pasajero.

17 años después, en 1930, la compañía aérea CLASSA inauguraba, con un trimotor Ford 4 AT, el primer vuelo regular entre la Península y Canarias, con salida en el Aeródromo de Getafe (Madrid) y escalas en Sevilla, Larache, Casablanca, Agadir (Marruecos) y Cabo Juby (Sahara Español), para luego saltar a la pista de Gando, en Gran Canaria, y, finalmente, llegar a la de Los Rodeos, en Tenerife.

Una plaza de las quince con las que contaba el aparato en el vuelo de Getafe-Tenerife costaba en 1930 lo mismo que el primer vuelo de diez minutos de 1913. Tanto, que en aquella empresa faltó lo principal, los pasajeros, que no estaban dispuestos a pagar por viajar 17 horas en asientos no precisamente muy cómodos y con un equipaje muy, muy reducido (por los límites del peso abordo), el equivalente al peso de una pequeña bolsa de viaje o de un maletín.

La línea regular de CLASSA con Canarias se mantuvo apenas 139 días. La apertura unos meses después de una línea aeropostal tampoco compensó económicamente a la compañía que no podía rentabilizar el transporte de mercancías por las limitaciones del avión. El modelo Ford 4 AT podía cargar con mil kilos de carga ¡incluidos los pasajeros!

Los pasajeros solos, a 65 kilos por persona, ya hacían ese peso. En esas circunstancias, las opciones que se le planteaban a la compañía no tenían mucho margen. Una, era volar con carga sólo; otra, con pasajeros solamente; y, la última, hacerlo con unos pocos viajeros que debían ser colocados en el mismo espacio que la carga. Las cuentas, como ves, no estaban muy claras para el operador de los vuelos CLASSA.

El Cabildo de Gran Canaria, la principal institución pública de la isla, consciente de la importancia de las incipientes conexiones aéreas en la década de 1920, adquirió unos terrenos a finales de esa década en el llamado Cortijo de Gando, justo donde hoy se levanta el Aeropuerto de Gran Canaria. En esos terrenos, se niveló la tierra y se preparó una pista de 600 metros de longitud por 100 metros de ancha que debían utilizar los aviones de CLASSA. Pero como ves con CLASSA todo acabó antes de empezar.

Por cierto, ya puestos a comparar, un dato: un vuelo regular Gran Canaria-Barcelona con Ryanair, con el ajuste de nuevas tarifas para los residentes canarios costaba en mayo de 2018 4,5 euros, sólo un poco más de lo que valieron viajar en los dos primeros vuelos históricos canarios. Pero, ésa es otra historia.

Si quieres disfrutar de una estancia en Canarias para recordar siempre ¿qué tal si echas un vistazo a las ofertas de Booking.com en Canarias, de este enlace que te ofrece alojamientos únicos en Canarias (más de 16.000 alojamientos diferentes). Feliz Canarias.

Anuncios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: