Anuncios
No te lo puedes perder

Influencia portuguesa en Canarias: lusos por los cinco costados

Los isleños llevan la influencia portuguesa en el vocabulario más antiguo, en algunas costumbres y aún más dentro, en el alma canaria. Esta es una aproximación a la influencia portuguesa en Canarias que se ha quedado con los isleños. Quinientos años -y algunos más- de lusismos canarios.

Portugal ejerció un poder decisivo en Canarias no sólo por sus intervenciones antes y durante la conquista de las Islas. Portugal fue clave por la inmigración de colonos que llegaron a Canarias con el reclamo que supuso el cultivo de caña de azúcar traída por el conquistador Pedro de Vera a Gran Canaria, precisamente desde la isla de Madeira. Fueron los portugueses los que trabajaron en los ingenios azucareros, base de la economía canaria hasta el siglo XVII.

Las huellas de los portugueses perdura en muchos elementos culturales, aún distinguibles, sin ir más lejos, en el habla de los canarios. Los lusismos están en boca de los canarios en el nombre de los elementos que forman los edificios tradicionales, en los que denominan los instrumentos musicales, en los aperos de trabajo… De origen portugués son también muchas las palabras referidas a cuestiones agrícolas o pesqueras, a las tareas a herramientas.

Es en ese vocabulario, asociado a los trabajos que desarrollaron los portugueses que llegaron en el siglo XVI o en los elementos culturales asentados por su influencia los que resultan más perceptibles. Ahí está a la vista de los canarios de hoy la práctica del calabazo de La Palma, medio juego, medio actividad agrícola que tiene un origen portugués como ya comenté en un artículo anterior. Clica en el enlace para conocer más sobre el calabazo de la isla de La Palma.

Por cierto, tal vez sea la isla de La Palma la que acoja una mayor influencia portuguesa en Canarias. Te recomendamos visitar el Museo Insular de La Palma en Santa Cruz de La Palma (calle San Francisco, 3), donde podrás descubrir fondos que te ayudarán a comprender ese papel clave de la influencia portuguesa en Canarias. Y si necesitas un buen alojamiento, aquí tienes un listado de hoteles urbanos con encanto en Santa Cruz de La Palma.

Cultivo de la caña de azúcar en Tejina, Tenerife. Fotocromo.
Cultivo de la caña de azúcar en Tenerife.

Defectos físicos

Entre las palabras portuguesas que han quedado en Canarias, llama igualmente la atención el conjunto de vocablos referidos a defectos físicos, como llamar petudo a un jorobado, gago a un tartamudo o cañoto a un zurdo. Y lusos resultan también los términos relacionados con las expresiones corporales, como jeito, por gesto, cagoruñarse por encogerse, escarrancharse por despatarrarse, engajarse por atragantarse o lambuzarse, que viene a ser pasar la lengua o mancharse.

En el aspecto emocional y afectivo, destaca un vocablo, maguas, que expresa un sentimiento de amargura ante la imposibilidad de alcanzar u obtener algo.

Habría que plantearse en qué medida el pueblo portugués que ha legado estos vocablos asociados a lo personal y a lo íntimo ha sido decisivo a la hora de conformar la esencia del alma canaria. Pero, ésa, es otra historia.

Lusos por los cuatros costados, y por un quinto, el que mira a la esencia del alma canaria.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: