Anuncios
No te lo puedes perder

Cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias: ardiente propaganda de la Contrarreforma

Los cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias que se pueden ver en muchas templos antiguos del Archipiélago son representaciones vivas de una lucha interna histórica que se vivió en el seno de la Iglesia desde finales del siglo XVI. Los cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias fueron, como los que se encargaron en aquellos años en toda la Cristiandad, una forma muy gráfica de llevar la propaganda oficial de la Iglesia directamente a la vista de los fieles.

Los cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias, como el de la Basílica del Pino de Teror, en Gran Canaria, que ilustra esta entrada, representan a los condenados ardiendo en los infiernos siendo selectivamente exonerados de sus culpas y pecados por la misericordia divina.

Voy con el contexto histórico. La irrupción en Europa, a finales del siglo XV, de un movimiento de reforma de la Iglesia conocido como Protestantismo, llevó, a su vez, a replantearse a las mismas instituciones eclesiásticas sobre la necesidad de unificar criterios en torno a la fe y la doctrina (La Contrarreforma).

Uno de los puntos que se defendieron en el decisivo Concilio de Trento (1545-1563) fue la reafirmación de la existencia del Purgatorio, lugar de estancia de las almas hasta la celebración del Juicio Final, algo que negaban de plano los protestantes.

En este sentido, la Iglesia veló porque se hiciera oportuna propaganda de sus puntos de vista oficiales, auspiciando la creación, en este caso, de las cofradías de ánimas, hermandades de fieles que se unían para despenar a las almas del Purgatorio. Para que, tras la muerte de los propios cofrades, ellas fueran también sus intercesoras en el Cielo.

Las cofradías de ánimas comenzaron a aparecer en Canarias entre 1580 y 1600. Los medios puestos a disposición de estas obras eran las procesiones, las novenas (oraciones y actos religiosos que se prolongaban por espacio de nueve días), las misas y las buenas acciones en el seno de la comunidad, el pago de entierros de pobres, por ejemplo.

Los gastos de estas hermandades eran, por lo general, los derivados de los materiales que se empleaban en las celebraciones (velas, lámparas, vestidos sagrados, cuadros de ánimas, botijas de aceite o incienso) y los pagos a los sacerdotes por sermones y misas.

Hay magníficos cuadros de ánimas del purgatorio en Canarias de la época de la Contrarreforma que aún cuelgan de las iglesias en el mismo lugar en el que se colgaron hace más cuatrocientos años.

Estos óleos son testimonios de una época pasada, ventanas abiertas a la cultura y las mentalidades de otros tiempos, que merecen la pena descubrir.

Si te animas, en Tenerife, en las iglesias de San Cristóbal de La Laguna, ciudad Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, puedes encontrar algunos ejemplos sobresalientes de cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias.

Para empezar, puedes ver el cuadro de ánimas del purgatorio de la iglesia de la Concepción de La Laguna de Cristóbal Hernández de Quintana (1651-1725).

Más. Aquí tienes información complementaria sobre iglesias canarias y sobre los cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias.

Y para ponértelo fácil en esta propuesta de inmersión histórica y cultural en Canarias, aquí tienes una relación de alojamientos en San Cristóbal de La Laguna. Felices cuadros de ánimas del purgatorio de Canarias.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: