Anuncios
No te lo puedes perder

Las brujerías de Anaga (Juan Mangana story)

En todas las Islas Canarias, se recuerdan historias, dichos, cuentos y anécdotas relacionadas con la brujería o con prácticas paganas que han saltado de la memoria popular al folclore. Algunas son verdaderamente curiosas y elocuentes sobre el estado de predisposición a lo sobrenatural del pueblo llano, sobre todo en zonas rurales y aisladas, como es el caso de la cordillera de Anaga en Tenerife. La historia de cho Juan Mangana es una de ellas, brujerías de Anaga.

Dicen que un día cuando cho Juan Mangana iba hacia su casa le pasó un caso que jamás pudo olvidar. El tal Mangana vivía en el Lomo de Majimiar, zona que está por la parte de El Bufadero camino de las cumbres de Anaga. Una noche cuando pasaba por las veredas de Majimiar, donde hay dos lomos, quiso el hombre sentarse a un lado del sendero y tomarse un poco de vino que llevaba en el morral. Fue un momento, porque al poco se levantó y siguió su camino.

Cuenta también la historia que llevaba ya largo rato caminando cuando, de pronto, al llegar cerca del primer lomo, vio que lo estaban esperando las brujas colocadas una en cada lomo. Al verlas, Juan Mangana trató de alejarse de ellas, pero se acercaron rápidamente a él y lo encerraron en un círculo mientras cantaban canciones picarescas y se remangaban las enaguas enseñándoles sus atractivas nalgas excitadoras a la luz de la luna.

Brujerías de Anaga.

Brujerías de Anaga.

Ante ésto, el viejo Mangana fue a echarle mano a una cuando de pronto lo agarraron y lo subieron a lo alto del primer lomo, lanzándolo por el aire a las otras brujas del segundo lomo. Cuenta la leyenda que las brujas se pasaron toda la noche lanzando a cho Juan Mangana de un lomo a otro mientras le cantaban lo siguiente:

“Hermana ten a cho Juan Mangana que las nalgas me quiso agarrar”. Las brujas del otro lomo mientras devolvían al viejo contestando: “Hermana no queremos a Mangana, ahí te lo mando a ver si aprende a volar” ¡Qué cosas las brujerías de Anaga!

Si quieres vivir la experiencia de dormir noches mágicas en Anaga en una casa rural, clica en el enlace, tú pones tu curiosidad, el lugar, su magia.

Vista aérea del Parque Rural de Anaga.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: