Anuncios
No te lo puedes perder

El apetito de una raza: los guanches entre fogones

El debate sobre si el medio natural de las Islas Canarias proveyó siempre de alimento suficiente para los guanches canarios es un problema que los investigadores del pasado remoto de las islas aún no han aclarado suficientemente. Pero aquí tienes algunas claves que te ayudarán a ver la relación de los guanches con su medio natural desde diferentes perspectivas. Los guanches en su entorno y entre fogones.

Tal vez la solución a esta cuestión no sea otra que la aplicación del sentido común. Los antiguos canarios vivían una relación muy estrecha con el medio ambiente hasta el punto de aprovechar sus excesos y suplir sus carencias.

Sólo así se entiende la amplia red de graneros comunales o silos fortificados que se reparten por todas las islas. Ejemplo de su obligación de ser previsores para soportar tiempos peores. Si echamos un vistazo a los alimentos extremos de los guanches aún lo tendremos más claro. De lo que se trataba era de comer lo que hubiera disponible para sobrevivir.

Visto ésto ¿qué comían, cómo se alimentaban? La dieta alimenticia de los guanches se basaban fundamentalmente en carnes, leche, higos y gofio. Las carnes de cabra, oveja y cerdo se tomaban asadas o fritas en sebo o manteca, siempre en cazuelas de barro capaces de irradiar y mantener el calor y el fuego directo.

Recreación de un poblado aborigen canario.

Recreación de un poblado aborigen canario.

A esta comida tan nutritiva, se la llamaba según algunos cronistas tamogán o camarona. Con la cebada tostada, hacían una harina o gofio que amasaban con caldo de la olla o con agua y sal marina.

Si el gofio era lo que podríamos hoy considerar como el pan de todos los días, de las higueras obtenían higos que secaban al sol, que amasaban en pellas o ensartaban en sogas de juncos para guardarlos como reserva rica en azúcar para todo el año.

Los guanches canarios con toda probabilidad fueron los responsables de la extensión de las higueras silvestres que ellos mismos se encargaron de plantar.

Los higos eran de cáscara gruesa y dura, pero muy sabrosos, y los llamaban en su lengua arenhoros. Algunas crónicas hablan también de otros frutos como los dátiles, las bayas del mocán o la de los bicácaros, una planta de zonas húmedas.

También comían lo que proporcionaba el mar. Mariscaban entre las rocas con teas encendidas y dando palos al agua pescaban los peces del litoral.

De día, y cuando se divisaban bancos de peces en la costa, como los de sardinas, por ejemplo, hombres, mujeres y niños los ahuyentaban con palmadas y palos en el agua y los cercaban entre ellos y la ribera para finalmente encerrarlos con redes primitivas hechas con esteras de juncos.

Restos de manteca conservada por los guanches.

Restos de manteca conservada por los guanches.

El reparto, al decir igualmente de las crónicas, era muy equitativo. Recibía igual cantidad un joven que un adulto, lo mismo que un niño que aún no hubiera nacido y estuviera todavía en el vientre de la madre.

Visto ésto, no deja de ser curioso el comentario que hace sobre los guanches canarios el cronista López de Gómara. Gómara señala que la palabra canario viene de canes, de perros, de la forma de comer de los aborígenes canarios que, decía, comían como canes. Como los grancanarios que aseguraba se tomaban en una sola comida el equivalente a veinte conejos [sic].

Si quieres conocer con detalle cómo se alimentaban y cómo vivían el día a día los guanches de Canarias, te recomiendo visitar dos museos canarios, el Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz de Tenerife y el Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria en el barrio histórico de Vegueta. Aquí te dejo dos vídeos con los que podrás conocer estos museos de Canarias que son clave.

Museo de la Naturaleza y el Hombre de Santa Cruz de Tenerife

Museo Canario de Las Palmas de Gran Canaria

Y si te animas a visitar Canarias y te seduce la idea que te planteo de retroceder en el tiempo y asomarte a la ventana de la historia que te ofrecen estos museos canarios, te dejo dos referencias para alojarte, una de hoteles urbanos céntricos en Santa Cruz de Tenerife y otra hoteles cerca del barrio de Vegueta en Las Palmas de Gran Canaria.

Que disfrutes de tu estancia en Canarias con ese toque cultural que buscas. Feliz Canarias.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: