Anuncios
No te lo puedes perder

Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma: un libro abierto

Pocas iglesias de las Islas Canarias pueden reunir un patrimonio artístico tan rico y variado como el que atesora la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma. Quinientos años han pasado desde su primera fundación y cada estilo, cada forma de entender el arte, ha dejado huella entre sus muros. Cubiertas mudéjares, esculturas flamencas, rasgos góticos y renacentistas, orfebrería e imaginería barrocas, retablos neoclásicos, un coro rococó y óleos de pintores reconocidos convierten a la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma en un verdadero libro abierto que narra en detalle, página a página, la historia del arte en Canarias.

Pero vamos a su historia. En 1493, el Adelantado Alonso Fernández de Lugo concluía la conquista de La Palma. Tres años más tarde obtenía permiso real para asentar a sus canarios y andaluces en El único punto factible de la costa oriental de la isla de La Palma, donde se levantaría la primitiva Villa de Apurón, hoy Santa Cruz de La Palma. Otra necesidad, la espiritual, obligó a la construcción la ermita de la Encarnación, el primer recinto religioso estable de la naciente población (**).

Portada de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

Portada de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma.

Pero pasó poco tiempo antes de que la Iglesia de El Salvador sustituyera a la ermita. Esto ocurrió probablemente entre 1500 y 1512. La falta de una documentación fiable y directa del proceso de construcción y ampliación de la edificación, impide ser muy concretos en muchos casos. Las dimensiones de aquella primitiva iglesia, ubicada en el solar de la actual, eran bastante modestas. En 1525 estaba aún en construcción, tenía una sola nave y una única capilla en la cabecera.

Un documento de la época permite deducir que en 1537, doce años más tarde, la iglesia había adoptado una configuración con planta en cruz latina gracias a la construcción de dos capillas laterales muy sencillas, a ambos lados de la nave. En 1549 se amplía la superficie del templo con tres naves, que si bien fueron reformadas más tarde, conservan hoy sus arcos y soportes originales. De ese año, es la capilla de Santa Ana, hoy conocida como de San Pedro (1) (*).

La iglesia de 1550, aunque ya tiene planta basilical, era más corta que la actual, sus pies estaban situados en la entrada del coro. Es posible que esta ampliación fuera obra del arquitecto Juan de Palacios que, en un documento conservado en la Catedral de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria; declara haber “fecho edeficios” (sic) en varias iglesias de las Islas, entre ellas, la de El Salvador. En el mismo documento, se cita la fundación, por parte del hacendado Diego de Monteverde de una capilla en el lado derecho de la Iglesia de El Salvador (1551-1580), que hoy se conoce como capilla del Carmen (P).

Pie de Palo

A mediados del siglo XVI, concretamente en 1553, se produce uno de los hechos más dramáticos de la historia de La Palma. En ese año, el pirata francés Le Clerq ‘Pie de Palo’, arrasa Santa Cruz de La Palma, sin duda, por la prosperidad económica que había florecido al calor del cultivo y comercialización de la caña de azúcar. Aunque siempre se ha pensado que Le Clerq ordenó el incendio de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma, no hay datos que lo confirmen tajantemente. La acción parece que no fue más allá del saqueo.

Después del ataque pirata se acometió la construcción del campanario (1559-1668) (O). En la torre, no se aprovechó ninguna construcción anterior, fue levantada para ser campanario, así, su bóveda de crucería interior es al menos de mediados del siglo XVI. Por otro lado, el blasón que decora el exterior del campanario (42) recuerda al obispo Diego Deza, primera cabeza de la diócesis entre 1554 y 1566. A finales del siglo XVI, el templo comenzaba a quedarse pequeño para acoger al amplio vecindario que ya poblaba la capital de la isla de La Palma.

En 1571, se decide ampliar los pies de las naves para incluir él coro (1577-1591) (C), el baptisterio (1577-1602) (B) y la antigua capilla de San Pedro (1577-1610) (D). Esta ampliación, que incluyó la alineación de la fachada sur, es obra del arquitecto Juan Ezquerra, y probablemente de Pedro de Narea, que intervino también por aquellos años también en las obras de la Catedral de Santa Ana de Las Palmas de Gran Canaria.

Coro de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

Coro de la Iglesia de El Salvador.

En esta época, se concluyen ambas portadas, la renacentista principal (1580-1585) (2), y la posterior, almohadillada (hacia 1600) (46). Unos tres años después, en 1603 se levanta la capilla de San Juan Bautista (F), se reconstruye la desvencijada capilla mayor (1609-1616) (L) y se ordena la escalinata de acceso a la puerta principal (1619-1625) (l). La segunda mitad del siglo XVII es época de penuria económica. Las obras de la iglesia se ralentizan y no continúan con decisión hasta comienzos del siglo XVIII. En 1709 se levanta el frontispicio de la fachada trasera (46), se construyen los retablos de San Felipe Neri (1738) (E) y San Joaquín (1752) (A), también se reforma el púlpito (1750-1780) (28), se trabaja sobre el remate curvilíneo de la fachada (1751-1761) (2), se termina el arco de la capilla del Cristo (1781) (S) y, por último, se colocan las cancelas de entrada (1781) (3).

Los siglos XIX y XX ven nuevas obras. La antigua capilla de San Pedro (D) se traslada en 1816 a la de Santa Ana (l). Esta y la del Carmen se cubren tres años más tarde con bóvedas bajas., Pero no acaban ahí los cambios. Se sustituyen los santos titulares y se eliminan los retablos pintados, alguno de ellos posiblemente flamencos, por los de inspiración neoclásica actuales. Sin embargo, las reformas no llegaron a sustituir las armaduras mudéjares de todas las cubiertas, como se pretendía en 1851. El enlosado del templo data de 1820, cuando la iglesia dejó de ser lugar de enterramiento. Las pinturas de colgaduras (43) y de mármoles de las capillas son de 1895.

El aspecto original de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma no volvió a sus muros hasta una restauración efectuada en 1947. Sólo entonces, El Salvador pudo admirarse como un verdadero libro abierto de la historia del arte de las Islas Canarias.

De los pies a la cabeza en la Iglesia de El Salvador

De los pies de la iglesia a la cabecera del templo la mirada del visitante puede poner sus ojos en multitud de detalles. Detalles como los de las armaduras moriscas que cubren los techos de dos aguas. Las de la nave central han sido reformadas, pero son probablemente de mediados del XVI. Fueron realizadas siguiendo el modelo de par y nudillo, con faldones (lados) profusamente decorados y policromados.

La cubierta de la nave de la derecha puede datarse, por su parte, hacia 1585; la de la izquierda es algo posterior, de la época en la que se reformó ese lado del templo. Pequeños detalles de sus motivos decorativos permiten seguir cierta evolución entre unas y otras. Otro rasgo singular es el coro rococó (C), que se debe a la mano del artista Marcelo Gómez.

En este espacio dedicado al canto se sitúan un órgano (1823) (13) y dos esculturas notables, la flamenca del San Luis de Francia (anterior a 1599) (15) y la barroca del San Juan Nepomuceno (mediados del XVII) (14). Junto al coro está el baptisterio (B), donde se guarda una pila bautismal (11) de mármol blanco, probablemente genovesa de comienzos del XVI, cuyo contorno está decorado por un friso con escenas de la vida de San Juan Bautista.

Retablo del Carmen de la Iglesia de El Salvador.

Retablo del Carmen.

Avanzando desde la parte mas alejada de las cabeceras del templo se puede contemplar a ambos lados de las naves laterales dos retablos barrocos del siglo XVIII, procedentes del convento de Santo Domingo. Los de la Milagrosa (E) y el Sagrado Corazón (A). Ambos son muy semejantes, destacando cierta inspiración chinesca propia de un barroco tardío que anuncia el rococó. Al lado del retablo del Sagrado Corazón aún hay espacio para un Crucificado (4), fechado a finales del siglo XVIII. Esta talla procedía de la desaparecida ermita del Señor de la Caída, que ardió en diciembre de 1827. La obra fue realizada por el imaginero palmero Marcelo Gómez.

Hacia la mitad del templo llaman la atención las pilas de agua bendita (17), que llegaron a la iglesia entre los siglos XVII y XIX, por muy diferentes motivos. En cualquier caso, su origen parece ser el mismo, Génova. Junto a las cancelas de entrada, se ordenan algunos cuadros al óleo de interés. El de San Cristóbal (45) y el de San Miguel Arcángel (26), al parecer fueron pintados por Ubaldo Bonanova, un artista afincado en la Isla a finales del siglo XIX que también tiene alguna obra en el Santuario de Nuestra Señora de las Nieves de La Palma.

El tercer lienzo es el que representa a San Felipe Neri (25), anterior a 1700 y atribuido a José García Hidalgo. La siguiente parada es el púlpito (28), que se apoya junto a la sexta columna de la nave del evangelio. Del original, traído en 1612 de Lisboa, sólo queda el basamento y el pedestal, el resto (escalera, baranda y parte superior) se añadió en las reformas del siglo XVIII. Antes de llegar a las capillas de las cabeceras hay que describir las dos laterales, la de San Juan Bautista y la del Cristo. La capilla de San Juan Bautista (F) alberga un retablo neoclásico (G), terminado hacia 1825, con columnas de fuste liso y capitel compuesto que enmarcan la hornacina central del retablo, definida por un arco de medio punto.

Sin embargo, la talla del San Juan Bautista (29) es anterior, en concreto, una obra sevillana del siglo XVII. Sobre la mesa del altar se levanta un tabernáculo, custodiado por dos ángeles (30), tallados por Femando Estévez. Frente a esta capilla se sitúa la del Cristo (S), que acomoda en su estrecho espacio un retablo neoclásico (T), también de madera pintada, muy similar al anterior. En el centro del conjunto escultórico del Calvario (44), se sitúa el Cristo flamenco fechado en el primer tercio del XVI. A su lado, el San Juan Evangelista (1666) es anónimo y de la misma época que la Virgen de los Dolores.

Los retablos de la cabecera de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma, los que rematan el tramo final de las naves laterales, son igualmente neoclásicos, que como los anteriores sustituyeron a otros más antiguos, totalmente concluidos antes de 1830. El de San Pedro (J) es de 1818 y acoge en su única hornacina las estatuas del Cristo del Perdón y San Pedro (32), en el momento de la Negación. Si la pieza salió de la mano del retablista Santiago Rodríguez, las tallas son del maestro imaginero Estévez (1822). Llama la atención el sagrario, terminado, según parece, en 1812.

Torre de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

Torre del campanario

En el lado opuesto al de San Pedro, se encuentra el retablo del Carmen (R). La figura de la titular (40) también es de Fernando Estévez (1824). Por último, resta la capilla mayor (L). En ella, se levantan varias obras de gran interés. Entre ellas el retablo mayor (1840) (M), compuesto por dos columnas adosadas a pilastras corintias, en madera imitando a mármol. Sobre la estructura se sitúan dos ángeles de madera, tallados en actitud de orar al triángulo trinitario. Entre las columnas se abre un espacio que acomoda un lienzo de la ‘Transfiguración’ (1837) (36), de Antonio María Esquivel. Delante del retablo se ubica un frontal de plata repujada (posterior a 1762) (37) y realizado en La Laguna.

Esculturas pinturas y otras obras menores 

Retablos y dependencias. A. Retablo del Sagrado Corazón, antes de San Joaquín. B. Baptisterio. C. Coro. D. Almacén y pequeño museo, antigua capilla de San Pedro. E. Retablo de la Milagrosa, antiguo de San Felipe Neri. F. Capilla de San Juan Bautista. G. Retablo de San Juan Bautista. H. Alcoba de San Pedro. I. Capilla de San Pedro, antes de Santa Ana. J. Retablo de San Pedro. K. Casa parroquial y otras dependencias. L. Capilla mayor. M. Retablo mayor. N. Sacristía. O. Torre. P. Capilla del Carmen. R. Retablo del Carmen. S. Capilla del Cristo o de las Animas. T. Retablo del Cristo.

Esculturas, pinturas y otras obras menores. 1. Gradas y escalinatas. 2. Portada principal. 3. Cancelas. 4. Crucificado. 5. Imagen del Sagrado Corazón. 6. Pintura de San Juan Bautista. 7. Pintura de San Juan de Mata. 8. Cuadro de la Dolorosa. 9. Vía crucis. 10. Confesionarios. 11. Pila bautismal. 12. Óleo de la Virgen de Aránzazu. 13. Órgano 14. San Juan Nepomuceno. 15. San Luis de Francia. 16. Tenebrario. 17. Atriles. 18. Rejas. 19. Cruz. 20. Andas y tronos. 21. Virgen de los Milagros. 22. Cuadro de la Virgen de las Nieves. 23 y 24. Pinturas alegóricas del retablo. 25. Cuadro de San Felipe Neri. 26. Cuadro de San Miguel Arcángel. 27. Pilas de agua bendita. 28. Púlpito. 29. San Juan Bautista. 30. Tabernáculo, templete y ángeles turiferarios. 31. Pintura de cuatro santos (bóveda). 32. Imágenes de San Pedro y el Señor del Perdón. 33. Cuadro de Santa Ana y la Virgen Niña. 34. Sagrario. 35. Altar. 36. Óleo de la Transfiguración. 37. Frontal de plata. 38. Pinturas del presbiterio. 39. Pinturas de santos (bóveda). 40. Virgen del Carmen, 41. Cuadro de San José. 42. Escudo episcopal del obispo Diego Deza. 43. Pinturas simulando cortinajes. 44. Grupo escultórico del Calvario (Crucificado, San Juan y La Dolorosa). 45. Óleo de San Cristóbal. 46. Fachada posterior. 47. Escultura de El Salvador. 48. Escultura de la Milagrosa.

(*) Las letras mayúsculas entre paréntesis se refieren a la ubicación de los retablos y de algunas dependencias de la iglesia en el plano adjunto. Los números también entre paréntesis, de una y dos cifras, señalan la colocación de esculturas, pinturas y otras obras menores en el mismo plano.

(**) Las dependencias del templo y los objetos artísticos que se describen, se ordenan siguiendo un recorrido circular desde la entrada principal del templo.

Plano de la Iglesia de San Salvador de Santa Cruz de La Palma

Guía práctica de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

Descripción general de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

La Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma es un templo de tres naves separadas por arquerías de medio punto que se apoyan en soportes toscanos. El edificio tiene una torre en el ángulo que forma la capilla mayor con la nave de la epístola. Además, presenta tres capillas en la cabecera y una al costado de cada nave. Al pie de la iglesia se sitúa el coro y otras dos dependencias que han servido de almacén y baptisterio. El edificio esta clasificado como bien de interés artístico.

Cómo ir a la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

La Iglesia de El Salvador se levanta frente al Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, en la calle O’Daly o Real.

Qué ver también en la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

– Retablos barrocos. Los retablos barrocos del Sagrado Corazón (A) y de la Virgen de los Milagros (E) fueron traídos del convento de Santo Domingo de la capital palmera. Las pinturas del segundo (23 y 24 representan escenas profanas con un claro significado alegórico: mujeres pintadas con símbolos pecaminosos (liebre e instrumentos musicales) y jóvenes protegidos por la cruz y el ángel de la guarda. Es la lucha entre el hombre y el pecado. Una imagen suficientemente elocuente para tener cabida en un -convento masculino.

– Lápidas. El suelo de la iglesia aún conserva varias lápidas que no desaparecieron con el enlosado de 1820. En concreto, hay cuatro: la de Lesmes de Miranda y su mujer, María López, entre la nave central y la de la Epístola; la de Félix Hernández (1969), antiguo párroco, en la nave central: la de Bartolomé Morel, mujer y herederos (1568), en Ia nave del Evangelio; y, junto al púlpito, la de Fernán Rodriguez (1579).

Dónde alojarse en Santa Cruz de La Palma

Una visita a la Iglesia de El Salvador debe formar parte de cualquier recorrido por el casco antiguo de Santa Cruz de La Palma. Para que esa experiencia de viaje en la isla de La Palma sea aún mejor, aquí te dejo un listado completo de alojamientos con mucho encanto en Santa Cruz de La Palma para, si quieres, completar una experiencia de viaje de La Palma en 4 dias.

Algunos datos útiles de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

La Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma permanece abierta regularmente todos los días desde media mañana. Los horarios de culto, que cambian según la estación, se pueden encontrar actualizados en los tablones de las parroquias de la isla de La Palma.

Localización de la Iglesia de El Salvador de Santa Cruz de La Palma

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: