Anuncios
No te lo puedes perder

Toponimia de Canarias: marcados por el mapa (nombres de lugares increíbles)

Quiero hablarte de toponimia de Canarias, pero no la que saca brillo en los mapas, sino esa menor que se deja ver en los nombres de barrancos, lomos, fonducos y trozos de costa poco frecuentados. Ésa que parece sacada de un manual de malas intenciones. Una toponimia de Canarias que saca los colores.

Poner nombre a un lugar es tarea fácil. Lo fue para los conquistadores, colonos y primeros repobladores de Canarias que dieron nuevas denominaciones a enclaves guanches y para los que vinieron después. En la mayoría de las ocasiones, un simple vistazo al entorno inspiró al menos imaginativo.

Así, nacieron en distintas épocas y por causa diferente los nombres de Las Palmas, ya se sabe, por la abundancia de palmeras, el de Arrecife por sus rocas de mar, el de La lsleta, en la isla de Gran Canaria, por idéntico accidente geográfico, el mismo de Canarias por la abundancia de perros, el de Cardones por aquellas plantas y tantos, tantos otros.

Sin embargo, un buen número de ellos ha acabado perdiendo su referente por mil motivos con el paso del tiempo, convirtiéndose en topónimos fuera de lugar a veces absurdos y otras hasta ofensivos, pero siempre curiosos.

La capital de la isla no ha cambiado su nombre en sus más de medio milenio de historia de existencia a pesar de que faltan palmeras, Arrecife apenas deja ver sus rocas marinas entre tanto cemento y La Isleta lleva un siglo largo sin serlo. No obstante, y a pesar de todo, ahí están sus nombres fuera de sitio, como otros todavía más evidentes y al mismo tiempo tan contradictorios repartidos por las siete islas.

Muchos de los habitantes de los caseríos y barrancos que conservan los nombres más originales de Canarias desconocen el origen de esos curiosos términos. Pocos saben explicar como los de la Degollada de Peraza en la isla de La Gomera el porqué del degollamiento. Aunque sea de forma un tanto novelesca y constituya una de las pocas cosas de las que se puede contar algo impactante en aquellos pagos.

Otros pocos conocen que la Playa del Cabrón en Arinaga (Gran Canaria) no es ningún malentendido sino el nombre que dio un conquistador castellano llamado así al lugar donde desembarcó en su hostigamiento a los guanches. No faltando en este caso quien ante las dudas hasta ha ‘corregido’ los mapas oficiales para rebautizar el lugar como Playa del Carbón.

Alguno más, como el Paso del Culo Virado en la costa de La Oliva en la isla de Fuerteventura se explica por ser un camino tan estrecho que hay que volverse de espaldas para cruzarlo. Todos esos nombres tienen una explicación razonable, pero por desgracia hay algunos más sin tan siquiera salir de Gran Canaria como un Lomo del Capón o una Playa de Las Tetas, sin olvidar el Barranco de la Verga o un llano en Tafira que, como Plan de Loreto, se presta a equívoco, con idéntico sentido que el Lomo del Polvo en Las Palmas de Gran Canaria o Los Órganos de la isla de Tenerife y La Gomera.

Si es verdad lo que dicen de que la geografía marca a los pueblos, sus nombres pueden poner fuera de juego de la forma más arbitraria y sus justificación aparente a sus oriundos como ocurre con ese acosamiento histórico que han sufrido los gomeros entre los isleños como objeto de burlas, casi idéntico al que han padecido en España los de Lepe. Por cierto, Lepe es también el nombre de un caserío gomero en la zona de Agulo habitado hoy solamente por ancianos que sorprendentemente nunca han oído hablar del otro onubense. Cualquier parecido es pura coincidencia.

Algunas combinaciones de palabras se vuelven curiosas y adquieren significado en el caso de ciertas montañas o lomos como el Lomo de los Gatos, el de Los Caballos o incluso en el Lomo Pelado, todos en Tenerife y en Gran Canaria, o el Lomo de La Galga, en Santa Brígida. Combinando, combinando aparecen en esta lista imaginaria en la provincia vecina un caserío que se hace nombrar La Tosca de Ana María o una curva con el nombre de Vuelta de Susana, tan anecdótico como el pueblo de Vistagorda. Los morros ya sean de mar o de tierra tienen también su miga, como dos de tierra adentro que se hicieron nombrar como Morro de Gonzalo, y Morro de Santiago en San Bartolomé de Tirajana o los más extraños de Morro de las Vacas y el del Pulpo de Las Palmas, junto a El Confital en Las Palmas de Gran Canaria.

Pero, a veces, las combinaciones son un tanto ilógicas y hasta contradictorias. O si no sólo hay que ver los de los caseríos de Carne de Agua y Agualatente en el municipio de Tejeda y San Bartolomé de Tirajana, respectivamente. Otros, en cambio, conservan un poso de sentido común como un Huertabicho o la misma Patalavaca de Mogán. Y sin dejar a los animales, nuestra geografía insular parece tener especial predilección por ellos, no hay más que ver cualquier mapa para caer en la cuenta. Un lomo llamado Puercos de 1.001 metros de altura de Santa Lucia, hace pareja en el mismo municipio con otro denominado Arañón.

En Arucas, a una loma en lo que fue un nidal de alimoches se la llama aún de Los Guirres, y si aves se buscan, hay varias Lechuzas y Lechucillas, las más conocidas en la Vega de San Mateo, pero también una Vaca en forma de isla detrás de La Isleta, Peña de la Ballena en Las Canteras y varios lomos, un barranco y dos hoyas de Las Perreras donde existen varios caseríos, que en su día debieron ser puntos donde los cazadores guardaban sus perros. Por cierto, que Cazadores es también un pago de Telde cuyo nombre debe tener alguna relación con la actividad cinegética.

Santa Cruz de Tenerife

En la provincia de Santa Cruz de Tenerife encontramos caseríos como el de Las Cucarachas (Garafía), el de Espantacuervos (Breña Alta) o más marineros como los de Las Lapas, Bocacangrejo y también Los Loros. Estos últimos en la misma isla de Tenerife, no muy lejos del de Los Tres Machos. es de suponer que cabrios. Pero del mismo modo que las Perreras, los Corrales, Corralillos, Corraletes y Corralejos se reparten hasta en más de una treintena por todas las islas: menos numerosos, sin embargo, que los que se refieren a especies vegetales en su mayoría autóctonas como Los Dragos, los mencionados Cardones que dan nombres de montañas, barrancos y otras decenas de accidentes geográficos formando un largo etcétera tan extenso como interminable.

Algunos enclaves cambiaron la denominación guanche por otras más corrientes castellanas que contribuyeron a neutralizar cuando no a distorsionar el significado de esos puntos geográficos. El lomo de las inscripciones aborígenes del Barranco de Balos ha acabado convirtiéndose en el de Los Letreros y los almogarenes repartidos por todas las islas se han transformado en bailaderos como ocurre con el de Tejeda. Sin hablar de Las Matanzas, la de Acentejo, por ejemplo, que vagamente recuerdan su origen guerrero.

Si hasta aquí el que más o el que menos puede explicar o aventurar el origen del topónimo, otros , ciertamente una minoría no tan pequeña, se ofrecen a todo tipo de hipótesis y conjeturas. Resulta difícil explicar el origen de los caseríos de El Reventón, Las Goteras o quién es el jorobado que dio nombre al Barranco del Corcovado, el remolón de El Travieso (Telde) y los Cabezos, todos en Santa Brígida, homónimos estos últimos de otros pueblos de Cabezadas Altas y Bajas de Tenerife. Sea como sea, seguimos siendo originales, aunque los canarios nos empeñemos en entroncar nuestras raíces con extravagantes denominaciones de origen.

La guía más absurda

Pero en la gigantesca lista de topónimos de Canarias compuesta por alrededor de 100.000 nombres tienen cabida otros muchos a cual más extravagante. No son muchos, es cierto, pero contados uno a uno, se acercan a los mil. Esta es la lista resumida de los 100 más curiosos por islas. La guía más absurda:

El Hierro

  • Valverde: Cabeza de Vaca, la Tierra que Suena, Pico Vejiga, Playa de las Almorranas.
  • La Frontera: Los Colgados de Binto, Los Humilladeros.

La Gomera

  • Vallehermoso: Charco de los Machos, Punta de los Órganos, Montaña Araña, La Rajita, Punta de la Nariz.
  • Agulo: El Rejo.
  • Hermigua: El Revolcadero.
  • Alajeró: Playa de la Salvajita.
  • San Sebastián de La Gomera: La Amargura.

La Palma

  • Tijarafe: El Lance.
  • El Paso: La Pernada.
  • Breña Alta: Espantacuervos, La Realizada.
  • Mazo: Las Cucarachas, Montaña del Cabrito.
  • Puntallana: Llano de la Vergas.
  • Puntagorda: Cogote, Los Pelados, Montaña El Caldero, Montaña de Morcilla.
  • Fuencaliente: Las Cabras, La Cueva de las Hembras, Montaña del Mago, Cresta del Gallo.
  • Garafía: Las Cabezadas.
  • Barlovento: Las Galletas.
  • San Andrés y Sauces: La Galga.

Gran Canaria

  • La Aldea de San Nicolás: Las Tetas, El Cabezo, El Calvario, El Contrapeso.
  • Las Palmas de Gran Canaria: Plaza Perdida, Punta del Sangriento, Lomo de los Gatos.
  • Arucas: Punta del Ataque.
  • Valleseco: La Alcantarilla.
  • Artenara: El Reventón.
  • Telde: El Caracol, Villarraña, El Travieso.
  • San Bartolomé de Tirajana: Media Fanega.
  • Santa Brígida: Barranco del Corcovado.
  • Agüimes: Las Cadenas de la Virgen, Lomo del Peladero.
  • Santa Lucía: Casilla del Negro, Degollada del Gigante.
  • Moya: El Lance.
  • Tejeda: La Culata.
  • Guía: Las Boticarias, El Calabozo.
  • Gáldar: Media Vuelta.
  • San Mateo: La Lechuza.
  • Teror: Los Corrales.
  • Firgas: Los Dolores.
  • Agaete: El Gordo.
  • Valsequillo: La Mirabala.
  • Ingenio: La Pasadilla.

Lanzarote

  • Haría: Vaya Querida, La Jorobada, Las Escamas, Mala.
  • Teguise: El Morro de las Palomas, La Respingona, La Moribunda, Morro de la Desgraciada (isla de Alegranza).
  • Arrecife: La Bufona.
  • San Bartolomé: El Sobaco.
  • Yaiza: El Cohón.
  • Tías: Tías.

Fuerteventura

  • Pájara: Rabo de Ratón, Degollada del Culantrillo, Punta Culo de la Botija, Montaña de Pasa Si Puedes, Morro de los Gatos, Cuchillo del Negro.
  • Betancuria: Morro de Cagaceite.
  • Tuineje: La Moñuda, Playa de los Pobres.
  • Antigua: Punta de la Goma.
  • Puerto del Rosario: Llano de los Guapos.
  • La Oliva: Paso del Culo Virado, La Muda, La Hija de la Muda.

Tenerife

  • Santa Úrsula: La Suerte de Oreja.
  • Santa Cruz de Tenerife: El Bronco, Pico Mariquita, Lomo del Bicho, Punta de los Órganos.
  • Santiago del Teide: El Lomo del Cabezón.
  • Buenavista: El Pleito.
  • Realejos: Pata de la Burra.
  • Puerto de la Cruz: El Durazno.
  • Granadilla: Llano del Piojo.
  • Arona: Playa del Bobo.

Toponimia de Canarias, nombres de lugares increíbles.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (102 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: