Anuncios
No te lo puedes perder

La Barra de la Playa de Las Canteras: el muro del mar

La Barra de la Playa de Las Canteras es una de las singularidades paisajísticas de la isla de Gran Canaria. La Barra ha acabado por formar parte de las imágenes turísticas más tópicas de la isla. Es la protección natural de la Playa de Las Canteras, la que le da ese plus de aguas tranquilas y soporta lo peor del flujo de las mareas. Pero, a pesar de esa cercanía, pocos saben del verdadero origen de la Barra de Las Canteras.

Lo que digo, a pesar de esa familiaridad, de estar tan cerca, dentro de la misma ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, su naturaleza ha estado siempre envuelta en suposiciones, acumulando errores de bulto sobre su origen y evolución. Estudios relativamente recientes la han colocado en su sitio (para la ciencia). La Barra de Las Canteras no es el resto de una colada procedente de los cercanos volcanes de La Isleta como tanto se ha dicho en infinidad de guías turísticas de Canarias.

Barra de las CanterasSimplemente es un trozo desgajado y erosionado de la plataforma sedimentaria sobre la que se asienta una parte de Las Palmas de Gran Canaria. Un débil muro natural acomodado frente a la costa que, sí, está abocado a desaparecer por efecto de las olas y de la erosión marina.

La formación geológica de la Barra de Las Canteras está unida al proceso de consolidación del noreste insular de Gran Canaria. A finales del Plioceno (entre los 4,6 millones de años y los 3 millones de años), un gigantesco edificio volcánico que se había formado en el centro de Gran Canaria, con más de 2.500 metros de altura; fue acompañado de otros más pequeños en aquella primera periferia insular.

Algunos de los materiales volcánicos emitidos por esos edificios (rocas ignimbríticas) ganaron la costa formando una plataforma que hoy se corresponde con el noreste insular y con parte del espacio donde se asienta Las Palmas de Gran Canaria (A) (*).

Durante el Pleistoceno Inferior, hace aproximadamente 1,7 millones de años, surgieron otras bocas volcánicas situadas más noreste que dieron lugar a la formación de La Isleta (B). La península sólo era una isla unida por un estrecho. Los materiales volcánicos lanzados al aire e impulsados por el alisio fueron depositados al suroeste de La Isleta.

Posteriormente, una subida del nivel del océano (transgresión marina) fue rompiendo aquellos materiales hasta crear un acantilado bajo el que se acumularon grandes bloques desprendidos del risco.

Una nueva subida del nivel del mar en el Pleistoceno Superior (hace unos 110.000 años y denominada Jandiense para Canarias) sumergió todo el risco hasta separar La Isleta del resto de Gran Canaria (C).

Calcarenita

Calcarenita

Es en este periodo cuando comienza a formarse la Formación Detrítica de Las Palmas, un depósito de sedimentos acumulados que hoy son parte de la Ciudad Alta de Las Palmas de Gran Canaria y el terreno que más tarde dará lugar a la misma Barra de Las Canteras. La existencia de un tipo de roca denominada calcarenita y un nivel de conglomerado de sedimentos en la misma barra confirma la historia de esta procedencia.

Una última regresión marina correspondiente a la última glaciación global (entre 80.000 años y los 10.000 años atrás) hizo descender el nivel del océano hasta casi 100 metros por debajo del límite actual. En ese tiempo y bajo esas condiciones, el nivel que hoy ocupa la Barra de la Playa de Las Canteras, quedó al descubierto. Produciéndose una erosión generalizada por la acción de los agentes atmosféricos. El agua de lluvia, el viento y los cambios de temperatura alteraron una superficie, que, no obstante, seguía formando parte del istmo y de la terraza sedimentaria.

Una prueba de esta acción erosiva se pueden ver en algunas cavidades de La Barra que en otro tiempo debieron ser ‘taffonis‘. ‘Taffonis‘ son pequeñas oquedades abiertas por la acción erosiva del viento en superficies de rocas fácilmente atacables.

La última variación de las condiciones ambientales que intervino hace menos de 10.000 años en la consolidación de La Barra (D) fue la más decisiva, al menos desde un punto puramente paisajístico. La subida del nivel oceánico (apenas tres metros) y la posterior regresión al nivel en el que se encuentra hoy; separó La Barra de Las Canteras del resto de la terraza sedimentaria.

Estas alteraciones fueron las que también ayudaron a configurar la extensión de dunas del istmo, prácticamente desaparecidas y la línea de la Playa de Las Canteras.

La Barra bien medida

La Barra de Las Canteras es, en realidad, un estrecho arrecife que se sitúa al fondo de la Bahía del Confital, que se prolonga a lo largo de 2.700 metros a unos 200 ó 250 metros de la orilla de la playa. Se orienta siguiendo una línea que va de noreste a suroeste. Arranca desde la llamada Punta del Arrecife, en la zona de La Puntilla, y concluye en la Baja de Núñez, al final del barrio de Guanarteme.

El trazado, en todo caso, no es continuo. Unas veces no es visible por estar oculto bajo el agua, otras veces, simplemente, porque está fragmentado en trozos. Frente a La Puntilla, La Barra se encuentra sumergida, para, unos pocos cientos de metros más adelante, bifurcarse en dos ramales.

En dirección a Guanarteme, y tras esa corta separación, la extensión conocida como la Barra Grande, sigue recta a lo largo de más de un kilómetro hasta pasada la Playa Chica. Después de un peñón situado enmedio, surge un tramo corto bautizado como la Barra Chica. Tras 650 metros de fondo arenoso, La Barra vuelve a aparecer en un tramo muy corto hasta la Baja de Núñez.

La Barra, como se ha apuntado, está formada por rocas sedimentarias, fundamentalmente calcarenita y conglomerados, entre los que hay revueltos fósiles microscópicos. La calcarenita es una roca caliza constituida por más de un 50% de partículas de calcita detrítica de un tamaño que oscila entre los 0.6 milímetros y los 2 milímetros de diámetro.

El conglomerado es otra roca sedimentaria, también de naturaleza detrítica, que está constituida por fragmentos que superan los dos milímetros. Estos trozos aparecen unidos por un cemento, casi siempre calcáreo o silíceo, entre los que se intercala una matriz fina, generalmente arenosa.

La calcarenita y los fósiles asociados a ella pudieron haberse formado en una época en la que el litoral presentaba aguas poco profundas. Los conglomerados se fueron consolidando a partir de los vertidos producidos por un único barranco (Barranco de La Ballena) o por una red de ellos en un periodo de mayores precipitaciones. Ese o esos barrancos son los que trajeron el agua y los componentes químicos de origen volcánico que fueron los que ayudaron a cementar la calcarenita.

Un corte imaginario de La Barra de sección transversal revelaría la superposición de sus materiales en estratos horizontales bien definidos. También haría patente una ligera inclinación hacia el mar (entre 5 y 8 grados de pendiente), que se traduce en dos alturas diferentes. En el exterior, una pared de unos ocho metros de altura sobre el fondo; en el lado de la playa, un desnivel de apenas dos metros.

Un detalle al que ha contribuido, sin duda, el imparable proceso de colmatación arenosa de la playa. Ese mismo corte imaginario, practicado selectivamente, pondría en relieve que los materiales se amontonan de diferente forma.

Si en La Puntilla, la calcarenita color beige está formada por bandas de menos de seis metros de anchura junto a arenas compactadas; a la altura del tramo central de La Barra de las Canteras y en la parte del mar, el nivel más bajo es de calcarenita (2 metros), le sigue otro de conglomerado (3 metros) y otro más de calcarenita (3 metros).

Aunque no sea un conjunto compacto, a los ojos de cualquier observador, La Barra aparece como un muro levantado frente al mar.

Plano de La Barra de Las Canteras

 (*) Las letras mayúsculas entre paréntesis se refieren a los gráficos de las fases de la formación de La Barra de Las Canteras que aparecen en el texto.

 

Guía práctica

Ruta

Una simple caminata sobre La Barra durante la bajamar, observando cada uno de los detalles descritos, puede ser un aliciente de una naturaleza, literalmente, a la vuelta de la esquina. Para los más atrevidos, una segura inmersión a con snorkel también en marea baja, y por el lado seguro de la playa, puede mostrar las estratificaciones y la vegetación y fauna submarinas que hay en la playa.

Qué ver también

Extensiones planas. Algunos tramos de La Barra de la Playa de Las Canteras aparecen rematados por encima de la superficie del agua por extensiones planas. Esto es debido a los cortes de roca que se hicieron sistemáticamente en el pasado para obtener piedra porosa filtrante con la que hacer ‘piedras de tallas’ para destilar agua en los hogares de los vecinos de la capital grancanaria. El topónimo histórico de Las Canteras proviene de ese uso.

Dónde alojarse en la Playa de Las Canteras

La Playa de Las Canteras por las cualidades de sus aguas protegidas por La Barra es un destino turístico en sí mismo en Las Palmas de Gran Canaria. Aquí tienes una relación de hoteles en la Playa de Las Canteras. Para ponerte muy fácil disfrutar de los encantos de la playa, de La Barra y de una de las mejores opciones de turismo urbano en Canarias.

Más información

– ARAÑA, V. y CARRACEDO, J.C (1978): ‘Los volcanes de las Islas Canarias’ III Gran Canaria. Ed. Rueda. Madrid.

– PÉREZ TORRADO, F.J. y MANGAS, J: ‘Origen y evolución geológica de la barra de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria). Vector Plus. Fundación Universitaria de Las Palmas. Las Palmas de Gran Canaria.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (87 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: