Anuncios
No te lo puedes perder

Risco Faneque: altar, cabeza y pies de Tamadaba

El Risco Faneque es una inmensa y maciza mole de piedra que se precipita al mar frente al Puerto de las Nieves de Agaete, en el noroeste de Gran Canaria. Un impresionante risco que pasa por ser el segundo acantilado activo más alto del mundo. Desde su base a la cima hay 1.027 metros de desnivel. El Faneque es, al mismo tiempo, cabeza y pies de Tamadaba.

El Risco Faneque es una atracción geológica, paisajística y una curiosidad digna del Libro Guiness de los Récords, si no fuera porque en las ediciones de esos rocambolescos libros no aparecen los segundos clasificados.

Risco Faneque

Risco Faneque.

Un dato revelador, si al Risco Faneque lo colocáramos en otra parte de Gran Canaria encontraríamos, por ejemplo, que sus pies podrían estar en la Playa de Las Canteras y su cima muy por encima de la Vega de San Mateo. No sé si así te haces una idea de su tamaño.

Al Risco Faneque, le quita el primer puesto otro acantilado insular situado al sur de la isla de Groenlandia, que tiene casi 1.500 metros. Sí, Groenlandia es otra isla.

Pero ¿no hay otros riscos de mar más altos en el mundo, con lo grande que es? Por supuesto que sí, pero no son activos. Esa es la coletilla es la que coloca al Risco Faneque en el top de los acantilados.

Y es que los acantilados marinos pueden ser activos o no activos. Por activos, se considera a aquellos cuyas bases tocan directamente el agua. Vamos, que las olas rompen sobre sus arranques. Sobre sus cimientos.

Acantilado marino de Faneque

Vista del Risco Faneque desde las piscinas de Las Salinas.

Los inactivos son los riscos de mar separados por un trecho de costa, por acumulaciones de piedras caídas desde lo alto o por una playa, por ejemplo. En ese caso, los acantilados están retirados del mar, desplazados del agua por una plataforma que han construido ellos mismos.

En el caso del Faneque, no hay duda de que bajo el agua hay restos caídos del risco, pero no afloran ni siquiera en bajamar. Y éso no suele ser muy habitual en acantilados tan altos y tan antiguos.

El Risco Faneque está formado por la acumulación de materiales volcánicos emitidos por los volcanes que formaron Gran Canaria desde los primeros tiempos de su formación hace la friolera de 14 millones de años, los que han pasado desde que sus tierras emergieron por encima del nivel del mar.

Las tongadas de coladas volcánicas, de materiales finos de proyección aérea (lapilli) y alguna que otra formación sedimentaria constituyen parte de las secuencias que se pueden distinguir en las acumulaciones del Risco Faneque y que se dejan ver como vetas intercaladas, de colores y texturas diferentes unas sobre otras.

Vista del Puerto de las Nieves desde Tamadaba

Vista desde Tamadaba. Al fondo, el Puerto de las Nieves

A pesar de su tamaño, el Risco Faneque es un resto. Lo que queda de una extensión mucho mayor de territorio de la isla de Gran Canaria a la que la erosión ha hecho retroceder varios kilómetros. Y aún sigue ocurriendo. Aunque no seamos capaces de percibirlo, el Risco Faneque se desmorona y camina hacia atrás por efecto del desgaste natural.

Nuestra capacidad para advertir esa erosión continuada es muy, muy limitada. Pero te puedo decir que bajo el arco costero noroeste de Gran Canaria, entre la Punta de Sardina, al norte del Puerto de Las Nieves y la Punta de La Aldea, la isla ha retrocedido unos diez kilómetros desde que el territorio se convirtió en tierra emergida. Lo confirma la batimetría en la zona, el perfil relativamente poco profundo en el relieve costero submarino inmediato.

Y una última curiosidad. El Risco Faneque es una mole de roca maciza. En Agaete, la población más cercana y de la que el Faneque forma su horizonte natural, a las personas obtusas o poco sociables se les llama así ‘faneques’. De cabeza muy dura. 

Dónde ver el Risco Faneque

Tal vez el mejor lugar para ver en toda su extensión el Risco Faneque sea la punta del Muelle de Las Nieves, en el Puerto de las Nieves. Es la vista más clásica del risco.

Ruta del Risco Faneque

El Risco Faneque forma parte del Parque Natural de Tamadaba y está integrado en la Red de Espacios Naturales de Canarias. Hay una ruta de senderismo circular, de ida y vuelta, que arranca en la Casa Forestal de Tamadaba, continúa por los Llanos del Mimbre y conduce al Risco Faneque. El tramo final con el que se accede a la pequeña meseta del acantilado es especialmente peligroso para excursionistas con poca experiencia. Las vistas sobre esa meseta son sencillamente alucinantes. Esta ruta es un clásicos del senderismo en Gran Canaria.

La ruta, ida y vuelta, supone un recorrido de 4,7 kilómetros que se pueden hacer en menos de dos horas si no se hacen paradas. La vuelta, para regresar a la Casa Forestal de Tamadaba, es muy empinada. Ya se ve a la bajada. No se recomienda realizar este recorrido en días de mucho calor. En verano y en tiempo de calima.

Dónde alojarse en la zona

En este enlace podrás encontrar una selección de alojamientos en Agaete.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (99 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: