Anuncios
No te lo puedes perder

4 adaptaciones asombrosas del picapinos que no te vas a creer

El picapinos es un ave increíble. Increíble es lo que hace para construir sus nidos, ya sabes, picar con el pico y desbastar los troncos con la paciencia de un santo para horadar el hueco en el que vendrá al mundo su pollada. Pero aún más increíble es lo que la biología ha hecho para adaptar a este ave a una actividad que tiene todos los números para darle muchos, pero que muchos, dolores de cabeza.

El pájaro carpintero hace sus nidos con la memoria que le dicta el instinto y de cabeza, golpeando con el pico, utilizando su cabeza como herramienta ¿Pero cómo es posible que los miles de golpes que necesita dar para hacer su nido no le dejen secuelas.

Un pájaro carpintero es capaz de golpear la madera del árbol con su pico hasta 22 veces por segundo. Los impactos de los golpes suponen la aplicación de una fuerza entre 80 y 120 veces la de la gravedad, o lo que es lo mismo, 1.200 ges.

Y los nidos llegan a tener hasta 30 centímetros de profundidad. Que hay que dar muchos picotazos para conseguir labrar toda la madera que supone ese hueco.

El secreto del picapinos son cuatro adaptaciones de su cuerpo asombrosas. Te las explico:

Pájaro carpintero machoPico a prueba de roturas. El pico es fuerte, muy resistente, y, al mismo tiempo, muy flexible. Duro para no astillarse y blando para encajar la dureza y las vibraciones de los impactos.

Nuca ultra resistente. El pájaro carpintero tiene un hioides, un hueso en forma de herradura, detrás del cuello, en la nuca, formado por un hueso duro y un tejido muy elástico que le permite mantener la columna y la cabeza perfectamente alineadas, absorber los impactos desarrollar un efecto rebote positivo con el que realizar menos esfuerzos y mantener una frecuencia muy alta de golpes para completar su labor.

Cráneo resistente a las percusiones. Si fuéramos capaces de ver con detalle cómo son los huesos de la cabeza de un pájaro carpintero, veríamos que son porosos. Esos poros tienen por finalidad disipar las ondas que ocasionan los impactos de los golpeteos del pico. Los poros funcionan como cavidades formando un entramado de recovecos que le sirven al picapinos para atenuar el impacto de las ondas sonoras generados por los golpeteos.

Cerebro almohadillado. Pero, por si la disipación de las ondas de las percusiones de los golpes a la madera no fueran suficiente, el picapinos protege su cerebro con una envoltura aislante y almohadillada parecida a un gel. Así consigue que a pesar de los golpes de cabeza, su cerebro no se dañe golpeándose contra la parte interior del cráneo.

Los picapinos canarios

En Canarias, sólo hay dos variedades de picapinos, la de Gran Canaria (Dendrocopos major thanneri) y la de Tenerife (Dendrocopos major canariensis). La de Gran Canaria es algo mayor que el de Tenerife, probablemente consecuencia de una dieta diferenciada.

En Tenerife, se puede ver a los picapinos en los altos de los municipios de El Rosario, La Matanza, Candelaria y los de La Orotava. En Gran Canaria, en el Macizo de Tauro, en la zona de la Caldera de los Pinos de Gáldar, en Tamadaba, en Inagua, en Pilancones e incluso en zonas más bajas donde hay árboles de repoblación como en la Vega de San Mateo, en la Finca de Osorio o en los Tilos de Moya.

Los picapinos prefieren los árboles viejos porque su madera es más fácil de picar. También hace nidos en encinas y alcornoques de edad.

Por último, una curiosidad extra para comprender lo extraordinario de la adaptación del pájaro carpintero. Ingenieros británicos ha desarrollado un sistema de protección para las cajas negras de los aviones que permita que los dispositivos puedan sobrevivir a los peores impactos.

Estos nuevos diseños están basados en la estructura de los cráneos de los picapinos. En la actualidad, una caja negra puede soportar impactos de hasta 1.000 ges, con los de los nuevos diseños el umbral de protección de multiplica y alcanza los 60.000 ges. Increíble, increíble, pero cierto.

Aquí te dejamos la vocalización del pájaro carpintero, naturaleza en estado puro. Una de las aves de Canarias más auténticas.

Y si quieres disfrutar de estas aves en su medio natural, aquí tienes una recomendación, alojamientos en casas rurales de La Orotava, en Tenerife. Podrás acercarte a ver a los picapinos en la zona de pinares de los altos del Valle de La Orotava que atraviesa la carretera TF-21 y que sube hasta las Cañadas del Teide. ¿Qué te parece la idea?

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (99 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: