Anuncios
No te lo puedes perder

Mirador del Cristo de Artenara, el balcón de la Caldera de Tejeda

El Mirador del Cristo de Artenara es un balcón natural con el que disfrutar de unas vistas privilegiadas -y hermosas- de la Caldera de Tejeda en el corazón de Gran Canaria. El mirador pone los ojos del observador en los 1.257 metros de altura y ofrece a su mirada tres opciones: ver la Caldera de Tejeda, volverse y tener una visión panorámica de la misma Arterana o admirar la gran escultura del Sagrado Corazón de Jesús situada en el centro del espacio del mirador. Ideal para los enamorados de las puestas de sol.

Para llegar al Mirador del Cristo de Artenara, al que también se le conoce como Mirador de La Silla de Artenara, hay que acercarse a la entrada del Restaurante La Silla de Artenara, dejarlo por la izquierda y encontrar una vereda sobre roca que sale junto a la casa que encontramos enfrente. Después de serpentear un poco a derecha e izquierda, se llega a una placeta nivelada por partes y bordeada con muros de piedra que sirve de mirador.

A la izquierda, en días claros, se puede observar las figuras recortadas del Roque Nublo y del Roque Bentaiga, el nacimiento de la misma Caldera de Tejeda y de su barranco con el pueblo de Tejeda escalonado sobre las laderas del norte

A la derecha, puedes ver el Tamadaba y ligeramente a su izquierda, a lo lejos, la Aldea de San Nicolás que distinguirás por las extensiones de invernaderos fácilmente reconocibles.

Delante tienes la zona de Ojeda y Pajonales y la Mesa del Junquillo, que, si las miras bien parecen estar ordenadas unas detrás de otras. En ellas vio las olas de un mar petrificado Miguel de Unamuno en su visita a Gran Canaria de 1910. Unamuno vino para dar apoyo a unos juegos florales poéticos en Las Palmas de Gran Canaria en los que fue muy criticado por defender en público que Canarias debía ser una única provincia. Y en aquellos tiempos, en Gran Canaria, decir algo así era poco menos que un insulto.

La expresión de ‘Tempestad petrificada‘ nacida de una ocurrencia del escritor yo diría que fortuita, se ha convertido con el tiempo en una especie de eslógan turístico de la isla de Gran Canaria. No sé qué piensas.

En favor de Miguel de Unamuno hay que decir que era un hombre criado en las llanuras de la plana Castilla y, sí, la orografía del interior de Gran Canaria debió impresionarle. Impresionar a un alma contradictoria como la suya, pero sensib.

Si quieres una experiencia completa en Gran Canaria, en esta parte de isla, te proponemos una serie de alojamientos en Artenara. Para que no te falten comodidades. Apartamentos, casas rurales y algún pequeño hotel.

Si quieres ver una panorámica general desde las alturas del Mirador del Cristo de Artenara, pica en la imagen. Dentro vídeo.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (99 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: