Anuncios
No te lo puedes perder

La genética y el carbono 14 (y algo más) al rescate del origen de los habitantes aborígenes de las Islas Canarias

El origen de los primeros habitantes aborígenes de las Islas Canarias es una de las incógnitas que se resisten a abandonar el territorio de las especulaciones históricas canarias. A estas alturas del siglo XXI, no hay duda de que los primeros canarios llegaron desde el norte de África. La cuestión es, si acaso, el cómo, cómo llegaron, pero, sobre todo, el porqué lo hicieron. Casi más que el cuándo.

A esclarecer el origen de los habitantes aborígenes de las Islas Canarias tampoco ayuda que el poblamiento sea único. Las Islas Canarias son las únicas atlánticas que contaron desde antiguo con población propia. Ni Azores, ni Madeira, ni siquiera las islas de Cabo Verde estuvieron habitadas antes de la llegada de los primeros europeos.

Petroglifos canarios

Petroglifos de La Fajana, en El Paso, La Palma.

Puestos a desgranar respuestas a las dudas, sobre el cómo en realidad tampoco hay que darle muchas vueltas. No cabe duda de que los aborígenes canarios llegaron por mar. Entre la costa occidental de África inmediata a las Islas Canarias hay algo menos de cien kilómetros y el sentido común dice que sólo pudieron arribar transportados en barcos.

Así, todo se reduce a contestar una única pregunta: porqué. Por qué llegaron. A partir de ahí, y ante la falta de datos concretos, de referencias claras en las fuentes clásicas, hay que intentar casar las evidencias halladas por la arqueología en las Islas y lo que sucedía en el norte de África en la misma época para encontrar correlaciones que ayuden a entender un movimiento de población que supuso salvar el mar y una inversión en tiempo medios propios y ajenos. Intenciones para las que hay que encontrar un sentido y un provecho para quienes organizaron y contribuyeron a la empresa.

Los últimos estudios arqueológicos señalan que las islas ya estaban habitadas en el siglo X aC, aunque en principio sólo se trate de evidencias de una factoría fenicia cuyos restos fueron hallados en Teguise, en Lanzarote. En cualquier caso, en la Zona Arqueológica de la Cueva de los Guanches de Icod de los Vinos, en Tenerife, se ha podido constatar una ocupación de población realmente autóctona en el siglo VI aC.

GuancheHay evidencias materiales, culturales o genéticas que relacionan a los pueblos bereberes nativos norteafricanos con los de los linajes canarios antiguos. Hay una correspondencia entre las prácticas mágico-religiosas, las hay en la toponimia a ambos lados, la numeración es coincidente entre ambos grupos y más de la mitad de los linajes maternos tienen sus homólogos en la genética antigua del Magreb.

Aunque, a decir verdad, el halogrupo U6b1, muy representativo de la zona del Marruecos antiguo no está presente y no se puede establecer una localización más específica del grupo, o de los grupos, de procedencia de los antiguos canarios. Lo cual es una pieza fundamental de este puzle que debería formar la imagen del origen de los primeros habitantes aborígenes de las Islas Canarias.

Con todos estos datos, y dando por hecho muchos argumentos que la realidad de la historia, la arqueología y la genética no acaban de confirmar, se puede aventurar la hipótesis de que los antiguos canarios que poblaron las Islas llegaron a ellas como población colonizadora a la fuerza.

Confinados en el Archipiélago tal vez para crear comunidades que pudieran proveer de mano de obra esclava y de recursos de las Islas que no existían o no eran muy abundantes en el norte de África, como los tintes, el agua o las maderas aptas para la construcción naval.

El transporte a la fuerza de la población desde el norte de África, quién sabe si socialmente conflictiva, podría explicar también por qué tras su llegada a Canarias y desperdigada en comunidades cada una de ellas no hicieran uso de la navegación.

Llama poderosamente la atención el silencio casi absoluto de las fuentes escritas en el norte de África y la ausencia de testimonios míticos sobre sus orígenes de la población aborigen canaria como suele ser habitual en otras culturas primitivas.

Las claves para resolver estos enigmas pasa por llegar a un consenso sobre las edades de los restos arqueológicos encontrados, por encontrar una cronología que esté consensuada por todos los investigadores y que ofrezca garantías a la hora de interpretar los patrones de poblamiento de cada una de las Islas Canarias en la antigüedad y hasta de sus comarcas interiores. Algo que no ocurre en la actualidad.

El resto lo tiene que ofrecer la genética de hoy y la de las prácticas que han de venir que ya se prueban en las prácticas forenses.

Sólo así se podrá crear ese puente de entendimiento que permita conocer sin lugar a dudas el cuándo, el cómo y el porqué del origen de los primeros habitantes aborígenes de las Islas Canarias

Si quieres conocer los últimos avances en la investigación del origen de los primeros habitantes aborígenes de las Islas Canarias, nada mejor que visitar los museos arqueológicos canarios. Y para convertir la experiencia de una estancia en el Archipiélago canario en un recuerdo imborrable, una selección de hoteles de cuatro estrellas de Canarias

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (55 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: