Anuncios
No te lo puedes perder

Tajinaste rojo: los dedos colorados del Teide

El tajinaste rojo es una de esas plantas canarias que, sí o sí, se asocian con el Archipiélago, con Tenerife, con las Cañadas del Teide y con su pico. Las viejas postales turísticas de papel, infinidad de guías de viaje y las imágenes de cientos, si no miles de webs tienen la culpa de haberla geolocalizado correctamente en la mente de medio mundo.

Bueno, también ha hecho mucho por su popularidad el color vivo de la planta, que llama a la vista, su forma peculiar, tan puntiaguda, tan alta, siempre destacada sobre un terreno muy contrastado aparentemente yermo. Como miles de dedos ‘coloraos’ que parecen señalar al Teide. O al cielo. O las dos cosas.

Tajinaste Parque Nacional del TeideEl tajinaste rojo es una planta endémica de las cumbres de la isla de Tenerife. Es un arbusto que no presenta ramas. Un endemismo único. Se trata de una de las pocas plantas canarias alpinas capaces de vivir -más bien, sobrevivir- por encima de la cota de los 2.000 metros donde se dan temperaturas extremas arriba y abajo en el termómetro. Y ¡en el mismo día! Con noches a 10 grados bajo cero, o más, y mediosdías en los que se rozan los 40 grados centígrados. Pocas plantas pueden soportarlo.

Comparte esa capacidad para resistir heladas, ausencia de lluvias en cotas tan altas, cambios bruscos de temperaturas e insolaciones constantes con otras supervivientes del mismo biotopo, como el tajinaste picante, la margarita y el alhelí del Teide, la tonática o el cardo de plata.

Es un prodigio de planta, se la mire por donde se la mire. Por ejemplo, el perfil alto, largo y estilizado de su soporte para las inflorescencias es una adaptación de la planta para conseguir exponer flores siempre a los rayos del sol y a su movimiento durante el día.

Grupo de tajinastesOtra de las peculiaridades del tajinaste rojo (Echium wildpretii) es su ciclo, que es bienal, florece y produce frutos en un periodo largo de veinticuatro meses, dos veranos, dos inviernos.

La planta florece en primavera y se llena de flores rojas con tonos corales. El característico penacho de los tajinastes rojos puede llegar a alcanzar los dos metros de altura, o más, y combarse por su propio peso. Como puedes ver en una de las imágenes que ilustran este artículo. Más abajo.

En momentos muy concretos de la primavera, la floración generalizada de la planta en Las Cañadas del Teide resulta todo un espectáculo sobre las laderas de rocas terrosas y oscuras de origen volcánico. En los bordes del Valle de Ucanca, en la zona de La Fortaleza o en los alrededores del Roche Cinchado. Las agrupaciones de plantas pueden llegar a superar los cien ejemplares en laderas especialmente adaptadas a sus necesidades biológicas.

Se trata de una planta muy demandada por los apicultores porque produce una miel de abeja de sabor característico. Reconocible. Las abejas también la aprecian por la abundancia de néctar y de polen, pero, sobre todo, por su dulzor de base. Otra virtud del tajinaste rojo, como planta mielífera, es que no comparte uno de los problemas principales de las mieles de Canarias, su perfil multifloral.

Tajinaste rojoLa mezcla de variedades de plantas en el medio rural ha dado como resultado mieles sin flores y sabores dominantes. En su nicho biológico, aislada en cotas altas de Tenerife, a donde no llega la competencia de otras variedades vegetales con flores, el tajinaste rojo es plato único para muchas comunidades de abejas de cumbre.

La miel de tajinaste es una de las variedades comercializadas bajo al Denominación de Origen Protegida Miel de Tenerife. Su sabor es cálido y suave con matices de tipo balsámico que resultan muy agradables al paladar. Es muy popular como edulcorante, no enmascara los sabores de los alimentos que endulza y su consistencia es cremosa. Es una miel de tono claro con un ligero color blanco tirando a beige.

Al tajinaste rojo se lo puede ver también creciendo de forma espontánea a cotas más bajas, en la zona de Vilaflor y hasta en Arico, en la otra punta de Tenerife. Pero igualmente en zonas de altura de la isla de La Palma y en los altos de Gran Canaria. En Gran Canaria, asilvestrado en la Hoya del Gamonal, en San Mateo, a 1.200 metros sobre el nivel del mar o en la Degollada de los Llanos de la Pez y Pargana, en este caso como especie ornamental, plantada junto a negocios de restauración y como reclamo turístico. A pesar de su extensión geográfica, el tajinaste rojo no se puede trasplantar y su reproducción resulta siempre delicada y problemática.

Tajinaste rojo torcidoEn el caso de los tajinastes rojos de La Palma, hace tiempo que se sabe que se trata de una subespecie propia de la isla, la Echium wildpretii trichosyphon que presenta corolas ligeramente violáceas o azuladas y flores con alturas que oscilan también entre el metro y los tres metros.

Por cierto, me dejaba el dato, estas plantas canarias pertenecen al género Echium, una palabra que proviene del griego. Echium significa ‘víbora’, porque las semillas del tajinaste rojo, como todas las de su género, recuerdan a la cabeza de una víbora. Lo de wildpretti, en el apellido de esta especie, es una dedicatoria a la figura de un horticultor suizo, un canario de adopción, Hermann Wildpret (1834-1908), que residió en el La Orotava en el siglo XIX y al que se le debe el descubrimiento y divulgación de los valores de la flora canaria en medios especializados desde la dirección del Jardín de Aclimatación de La Orotava (1860-1893).

Dónde ver tajinaste rojo

Sin duda el mejor lugar para ver, fotografiar y disfrutar de la presencia de tajinastes rojos es el Parque Nacional del Teide, en Tenerife. En el Mirador del Tabonal, junto a la base del Teleférico del Teide, se pueden descubrir vistas espectaculares sobre un extenso tajinastal. También, en los alrededores de los Roques de García, en la zona del Parador de Turismo del Teide. En la época propicia, no hay que buscar o andar mucho para toparse con ellos. En primavera, por supuesto.

Para disfrutar de este espectáculo floral, una recomendación, acudir primero al Jardín de Aclimatación de La Orotava (‘El Botánico‘), para conocer en un contexto más amplio el papel de la biodiversidad vegetal de Canarias. En la carretera al Puerto de la CruzSi buscas hoteles en la orotava tenerife ofertas, echa un vistazo a esta lista de alojamientos en Tenerife. Para tener ‘El Botánico’ muy cerca.

Para acercarse con vehículo propio a las Cañadas del Teide y a los tajinastes rojos, hay dos rutas, que también son las de acceso al parque nacional. Una, desde La Laguna y Santa Cruz de Tenerife, por la carretera TF-24. Y la TF-21, si se viene desde La Orotava.

Desde Vilaflor y Santiago del Teide, también se puede llegar a Las Cañadas con la TF-21 y la TF-38, respectivamente

Vista aérea del mirador del Teide donde ver tajinastes en flor en su tiempo

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (102 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: