Anuncios
No te lo puedes perder

Lanzarote echa el cierre en verde y en azul

Las casas tradicionales de Lanzarote tienen muchos elementos comunes. Saltan a la vista, son blancas, con un encalado que toca sones brillantes cuando les da el sol. Y tienen puertas y ventanas coloreadas con un contrastado tono verde o azul. No es un capricho. El porqué de esa combinación tiene que ver con una larga tradición y con una utilidad práctica. Las casas pintadas así buscaban ser una primera línea de defensa contra enfermedades contagiosas. Sí, como lo lees. Te lo explico.

Las casas tradicionales de Lanzarote son blancas y se cierran con puertas y ventanas en distintos tonos de verdes y azules no por hacerse agradables a la vista del turista, ni siquiera por seguir la tipología constructiva local que se empeñó mantener el artista César Manrique. Son herederas de una tradición mudéjar y mediterránea. Son, en esencia, las mismas casas blancas que vemos en las postales de Mikonos o Santorini, en Grecia, en Marruecos o en cualquier parte de Andalucía o de la costa de Túnez.

Cal viva

El uso de la cal para encalar las paredes internas y externas -cal viva con agua- tenía por objeto crear una elevada temperatura sobre esas superficies para matar cualquier microorganismo que pudiera desarrollarse. La experiencia demostró que los pueblos encalados con cal se veían menos afectados por enfermedades infectocontagiosas, como el temido bacilo de la tuberculosis, que tenía la mala costumbre de fijarse en las paredes durante años en forma de esporas a la espera del momento más propicio para reproducirse. Algo así como vivir con el enemigo en casa.

Puerta verde en TeguiseLo del color verde o azul tiene igualmente su explicación. Se trata de una argucia fruto también de la experiencia de siglos. Las moscas y mosquitos huyen del tono verde o azulado y, en principio, parece que no suelen entrar en las viviendas que las tienen y que, por cuestión, de temperaturas deben tener abiertas hojas de puertas y ventanas para generar corrientes de aire.

Un estudio desarrollado por el Dr. Phil Kholer de la Universidad de Florida, y publicado en 2013, determinó que los tonos de gris y de azul les resultan neutros a los mosquitos y que el amarillo y el verde no les gustan nada. Nada de nada. Por cierto, entre las casas tradicionales de Fuerteventura es igualmente bastante común el color verde para puertas y ventanas.

Malaria

No era para tomárselo a la ligera. La malaria, transmitida por insectos voladores, seguía siendo un mal extendido en las Islas Canarias a principios del siglo XX. Sobre todo en zonas bajas o en lugares donde el agua se encharcaba durante mucho tiempo. Como sucedía en Teguise con la Gran Mareta o en la zona del Charco de San Ginés en Arrecife.

Casas tradicionales de LanzaroteEn Lanzarote y en muchos lugares de Canarias, se solía reencalar las casas cada año coincidiendo con el buen tiempo. La nueva capa de cal, además de mantener las condiciones de las paredes para impedir la proliferación de microorganismos, sellaría los huecos donde los insectos podrían poner sus huevos.

El barro del interior de las paredes serían, por otro lado, el lugar preferido por los insectos para depositar sus huevos por tres motivos. Porque ayudan a mantener la hidratación de las larvas, porque regula mejor las temperaturas extremas y porque ocasionalmente pueden ser fuentes de alimento para las larvas, al confeccionarse con restos orgánicos de todo tipo como la paja o los que acompañan a los sustratos de donde se obtienen.

Casas blancas de LanzaroteTambién existe una tendencia natural en muchos insectos a huir de superficies claras donde es más difícil camuflarse. Paralelamente, las paredes blancas harían más visibles la existencia de roedores en las casas. Animales que comprometían la disponibilidad de las reservas de cereales en el hogar, la base de la alimentación de cualquier familia, además de ser un peligro potencial por la transmisión de enfermedades.

Ya ves que la paleta cromática de las casas tradicionales de Lanzarote tiene una razón de ser, vital diría yo. Si te animas a viajar a Lanzarote, podrás ver cómo la cal y el verde y el azul echaban en cierre -real y figurado- en paredes, puertas y ventanas.

Si quieres vivir la experiencia de sentir y vivir lo mejor de Lanzarote, busca en esta selección de hoteles en Lanzarote. Con puertas y ventanas en verde o en azul, seguro. La tradición manda.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (102 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: