Anuncios
No te lo puedes perder

Acantilado de los Gigantes, colosos con pies a remojo

El Acantilado de los Gigantes es un impresionante farallón rocoso que cae a pico sobre el Atlántico en la costa oriental de la isla de Tenerife. Está formado por una acumulación de materiales basálticos apilados en sucesivas oleadas de coladas volcánicas a lo largo de millones de años. La vista más espectacular, es, sin duda, la que se puede apreciar desde el mar, desde la base de este muro natural. Entre 300 y 600 metros de pared vertical. Lo dicho, impresionante.

El Acantilado de los Gigantes es la porción más espectacular y visible del Macizo de Teno, una formación volcánica que es parte de la génesis de la isla de Tenerife y que, se formó en dos millones de años, hace entre cinco y siete millones de años. El Macizo de Teno, originalmente, formaba un pequeño territorio insular. Solo. Con el tiempo, y, en sucesivos periodos eruptivos, la porción de tierra separada acabó por integrarse, como una pieza de puzle, en el noroeste de Tenerife. La zona de acantilados se extiende de manera más o menos uniforme a lo largo de 15 kilómetros hasta la zona de la Punta de Teno.

Bararnco de MascaA pesar de lo que parece, el Acantilado de los Gigantes no es una estructura pareja y monolítica, entre las rocas, el agua ha abierto barrancos, como los de Juan López, Carrizales, el del Natero o el Barranco Seco, en cuyas bocas se abren bajas, ensenadas y playas junto a las que fondean los barcos de recreo. Sólo tienes que ver la diferente coloración de los materiales volcánicos acumulados secuencia sobre secuencia para caer en la cuenta de la variedad y discontinuidad temporal de las emisiones.

El Acantilado de los Gigantes es sólo una pequeña parte del Macizo de Teno que es un espacio natural protegido de bajo la denominación de Parque Rural de Teno (86,3 km²). La zona está ubicada en el municipio de Santiago del Teide.

Acántilado de los Gigantes Abel 93Una protección que se justifica por sus valores geológicos, pero especialmente por la riqueza vegetal del entorno. Por ejemplo, en las Laderas de Baracán o en el Monte del Agua se conservan importantes relictos de laurisilva. Un tipo de bosque húmedo de Canarias, exclusivo hoy de la Macaronesia, que fueron vegetación dominante en Europa en el Cenozoico. Formaciones de faya y brezo, situados arriba, sobre el Acantilado de los Gigantes, que contrasta con la que se puede ver abriéndose paso en los barrancos o a pie de risco, formada por tabaibas y cardones.

El halcón de Berbería, las agulillas, los cernícalos, las águilas pescadoras o las palomas turqué y rabiche tienen su hábitat sobre los acantilados y aun dejan ver sus vuelos a vista de quienes estén atentos a los detalles en este entorno natural único.

Los altos de los Acantilados de los Gigantes debieron de ser un lugar especialmente útil y productivo para los primeros pobladores guanches de Tenerife, como demuestra la larga lista de restos arqueológicos hallados en una zona que perteneció al Menceyato de Daute. Un entorno en el que aprovecharon una gran diversidad de recursos naturales.

Fondos

Es fácil suponer que el risco del Acantilado de los Gigantes continua con el mismo perfil bajo el agua, que la profundidad a los pies del risco debe ser considerable. Sin embargo, no es así. Los fondos inmediatos a los riscos apenas bajan hasta los 30 metros. Algo, que convierte a esa zona en un lugar privilegiado para hacer submarinismo, además de ser una zona de capturas para la pesca litoral tradicional.

Los Gigantes en TenerifeHay varias formas de conocer el Acantilado de los Gigantes. Lo puedes recorrer en barco, tomando algunas de las excursiones en velero que parten desde el Puerto Deportivo de Los Gigantes y que costea hasta la Punta de Teno, al norte. También puedes completar una ruta de senderismo en el Macizo de Teno por alguno de los barrancos que bajan y atraviesan el macizo. Por ejemplo, el más conocido de todos, el Camino de Masca. Para los menos osados, también existe la posibilidad de conocer el enclave a partir de los miradores del noroeste de Tenerife. Siguiendo puntos claves de la carreteras locales.

Igualmente es digno de una excursión por el noroeste de Tenerife acercarse a descubrir los caseríos de Teno. Da igual, por donde empieces, todos son un encanto. Además del de Teno, puedes conocer el de Teno Alto, El Palmar, Las Portelas, Las Lagunetas o el de Los Carrizales. En todos ellos, se ha conservado no pocos estilos de vida y prácticas agrícolas y ganaderas ancestrales.

Si quieres ver todo esto, vuela a Tenerife, y haz algo todavía mejor quédate en cualquiera los alojamiento de la zona. Aquí tienes una relación de hoteles en Puerto Santiago.

Cómo llegar

Los Acantilados de los Gigantes son la principal atracción de Puerto Santiago, localidad costera del noroeste de Tenerife en cuyas cercanías se ordenan los llamativos riscos. A Puerto Santiago, se llega siguiendo la Autovía TF-1 desde el sur insular. Hay que tomar el desvío señalado una vez pasado Chío. También se puede llegar por la vieja carretera de la costa, desde Adeje, atravesando Playa San Juan (TF-47). Desde el norte de Tenerife, la referencia es llegar hasta Santiago del Teide.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (77 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: