Anuncios
No te lo puedes perder

Roque de Agando: una brecha, un pitón, un monumento

El Roque de Agando es uno de los símbolos naturales de la isla de La Gomera, para mí, un hermosísimo icono que uno no debe conformarse con verlo.., hay que tocarlo. El Roque de Agando, en realidad, es un pitón de origen fonolítico, de roca fonolítica. La fonolita, por si no lo sabes, es una roca volcánica extrusiva muy alcalina que recibe su nombre del curioso sonido metálico que produce cuando se la hace chocar entre sí. 

Piedras aparte, para los especialistas en la materia, para los vulcanólogos, el Roque de Agando es un ejemplo de manual de un pitón sálico, un domo sálico. El roque es.., cómo te lo diría, un tapón…, éso es, una gran tapa de una chimenea volcánica abierta hace millones de años en el centro de la isla de La Gomera.

Y es que, cuando el volcán que dio origen al roque entró en erupción, lo hizo con lavas muy espesas que, en el momento de entrar en contacto con el aire de la superficie, sólo les dio para taponar la boca. La riqueza en sílice del material incandescente dio origen a ese espesamiento de la lava, pero también al tono claro de la roca resultante. Tan espesa fueron las emisiones que apenas corrió el magma en superficie, a pesar de la pendiente del terreno. Lo que hoy resta de la colada es un corto promontorio que se acomoda en la base del roque con una forma un tanto ajorobada.

Roque de AgandoSi te fijas bien, el color de la mole de roca es de un gris claro, que aún se ve más blanco cuando se observan los restos de bloques desgajados y caídos recientemente por efecto de la erosión y que no han sido expuestos a los agentes atmosféricos y a los cambios químicos derivados.

Retrocedemos en el tiempo para tener una visión general de cómo empezó todo. La isla de La Gomera surgió del fondo marino por apilamiento de materiales volcánicos atrás en el tiempo, hace entre 20 millones de años y 12 millones de años. Más tarde, surgirían parones volcánicos y reactivaciones de la acción ígnea que irían conformando la estructura insular. La erosión de las aguas pluviales daría a La Gomera su red radial de barrancos y a su paisaje ese aspecto de exprimidor de naranjas tan característico.

El Roque de Agando, como el resto de pitones gomeros, serían emisiones puntuales que, aprovechando brechas y puntos de debilidad, atravesarían en diferentes épocas toda la estructura formada por los apilamientos lávicos anteriores. Al Roque de Agando, le dan los especialistas una antigüedad de 4,28 millones de años. Su erupción se produjo, por tanto, el pleno Plioceno.

Riqueza vegetal

Roque de Agando Diego DelsoEl entorno de la base del Roque de Agando está poblado por un manto de escobones a los que bendice la humedad que deposita el alisio en la misma degollada.

Pero hay más. El roque alberga algunas comunidades vegetales rupícolas endémicas de alto valor ecológico. Son los casos del tajinaste azul y (Echium acanthocarpum), y, sobre todo, del Senecio gomero, la flor de mayo gomera (Senecio hermosae), y la muy rara Chahorra (Sideritis marmorea). El roque tiene una de las pocas comunidades silvestres conocidas de esta última planta. También son destacables las presencias de pino y cedro canarios, de Margarita amarilla (Argyranthemun callichrysum) y de Col de risco gomera (Grambe gomerae).

Más datos. El Roque de Agando se eleva hasta los 1.182 metros sobre el nivel del mar, tiene 80 metros sobre su base, se encuentra en la divisoria de las dos vertientes de la isla que sigue la carretera, dentro del término municipal de San Sebastián de la Gomera.

El Roque de Agando está justo sobre la Degollada del Tanque, entre los barrancos de Benchijigua y de La Laja. El nombre de Agando procede de la lengua hablada por los guanches de La Gomera. Pero su significado es desconocido.

Roque AgandoSe sospecha que los aborígenes de La Gomera debieron considerar al roque como un lugar mágico y de culto. En la cima de la roca, se encontraron en su día piedras labradas (conocidas como los ‘braseros de Agando‘) y fragmentos de huesos de animales que podrían ser el resultado de sacrificios de tipo religioso y propiciatorios. Estos restos se pueden ver en la sala 3 del Museo Arqueológico de la Gomera (calle Torres Padilla, 6, frente a la Iglesia de la Asunción, en San Sebastián de la Gomera. Telf. 922 141 586).

Sobre qué ruta empleaban los aborígenes para subir, no existe un criterio común entre los expertos. Hay una subida acomodada sobre piedras en la cara sureste que se adaptó para la realización de mediciones cuando se construyó el canal que pasa por la parte inferior del roque y que va desde la cuenca del Barranco de La Laja a la del Barranco de Benchijigua. La duda que se plantea es si este camino se apoyó en otro más antiguo.

Más referencias. El Roque de Agando esta ubicado dentro del área del Parque Nacional de Garajonay y forma parte de la Reserva Natural Integral de Benchijigua y del Monumento Natural de los Roques, junto con los de Ojila, La Zarcita, Carmona o Las Lajas. Una Ruta de los Roques de La Gomera y algunos senderos de La Gomera, como el Sendero del Reventón Oscuro, conectan estas impresionantes rocas.

Cómo llegar al Roque de Agando

El roque tiene en su base un punto panorámico con espacio para aparcar coches. Es el Mirador del Morro de Agando. Para llegar desde la capital San Sebastián de la Gomera, la ruta más corta pasa por tomar Carretera General del Sur (GM-2), 19 kilómetros. Por cierto, para ayudarte a elegir alojamiento, aquí te dejo una selección de hoteles en La Gomera.

Cómo subir al Roque de Agando

El Roque de Agando es un monumento natural protegido. Existen restricciones para escalarlo. Hay varias rutas de ascenso aunque una de ellas, la normal de la cresta, es la más usada. Para subir, hay que solicitar una petición al Área de Medio Ambiente del Cabildo de La Gomera (Carretera General del Sur, 6, San Sebastián de la Gomera; teléfono, 922 141 235). En el modelo de solicitud, deberá especificarse la ruta que se va a realizar, los nombres de los escaladores, el DNI de cada uno de ellos, la fecha de la actividad y adjuntar una copia de la tarjeta federativa en vigor de Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (modalidad C), o cualquier documento que sea equivalente. Es muy importante tener en cuenta la localización de los matos de las variedades vegetales que crecen en el roque y a la hora de moverse, colocar o pasar cuerdas.

Anuncios
About Sergio Suárez Benítez (95 Articles)
Periodista, curioso empedernido, interesado con intereses que alimentan el espíritu y un enamorado de las Islas Canarias, mi hogar y el lugar de mis mejores sueños.
A %d blogueros les gusta esto: